índice
Larraitz - Txindoki - Salingain - Ganbo - Alotza - Errekonta - Larraitz
12-12-2016
(mapa)
(mapa) (110kb)

Quería ir al monte, quería ir a Aralar y no sabía por dónde andar.
Txindoki salió al rescate. Llevaba tres años sin hollar su cima -como se dice.
Como el año pasado pretendí subir por Muitze -cosa que hice sin novedad- y acabé dejando de lado la citada cumbre, se me ocurrió repetir la jugada, pero llegando hasta arriba.

La primera novedad fue desagradable. Han puesto unos avisos en el aparcamiento de Larraitz, advirtiendo de robos en los coches.

Larraitz, ermita y Txindoki
Larraitz, ermita y Txindoki (21kb)
Larraitz, aviso de robos en el aparcamiento
Larraitz, aviso de robos en el aparcamiento (39kb)

En lugar de subir a la antena de Urtzabal Goikoa por el camino más recto y empinado, lo hice como un señor por la pista de servicio.

De Larraitz a Urtzabal Goikoa
De Larraitz a Urtzabal Goikoa (28kb)
De Larraitz a Urtzabal Goikoa
De Larraitz a Urtzabal Goikoa (54kb)

Intenté entablar conversación con una yegua -para hablar del tiempo, nada serio- y no me hizo ni caso, pero luego me seguía cuando reemprendí la marcha.

De Larraitz a Urtzabal Goikoa, yegua
De Larraitz a Urtzabal Goikoa, yegua (47kb)

Fui subiendo sin novedad, sin ver a nadie y sin vislumbrar agua en la regata de Muitze.

De Urtzabal Goikoa a Muitze
De Urtzabal Goikoa a Muitze (64kb)
De Urtzabal Goikoa a Muitze, vistas
De Urtzabal Goikoa a Muitze, vistas (18kb)
De Urtzabal Goikoa a Muitze
De Urtzabal Goikoa a Muitze (30kb)
De Urtzabal Goikoa a Muitze
De Urtzabal Goikoa a Muitze (51kb)
De Urtzabal Goikoa a Muitze
De Urtzabal Goikoa a Muitze (33kb)
Regata de Muitze
Regata de Muitze (38kb)

Al poco de enfilar hacia Egurral, me crucé con uno que bajaba acompañado por un galgo.
Algo más arriba, otro montañero -correteando...- con otro perro, sólo que ni subían ni bajaban, aparecieron por la derecha, a saber de dónde.

De Muitze a Egurral
De Muitze a Egurral (36kb)
De Muitze a Egurral, la vista atrás
De Muitze a Egurral, la vista atrás (22kb)
Larraone y Etitzegi desde Egurral
Larraone y Etitzegi desde Egurral (24kb)

El viento quería hacerse notar.

Y a subir el tramo final.

Subiendo a Txindoki, tramo final
Subiendo a Txindoki, tramo final (29kb)

Si a alguien que no conoce Txindoki lo sueltan ahí de repente y le preguntan si se encuentra en un monte frecuentado por el personal dirá que sí, que muy frecuentado, muy transitado, muy pisado, muy pisoteado.
Está bien ser un monte fotogénico, pero no morir de éxito por tal motivo. A este paso lo vamos a desgastar hasta aplanarlo de mala manera.

Me crucé con varios, pero arriba estuve solo.
O casi, pues el hermano buitre quiso hacerme compañía desde lo alto. El tío fue elevándose sin esfuerzo aparente y se quedó quieto parado sin mover ni una pluma. A ver si me apunto a algún cursillo para aprender cómo va eso de las corrientes térmicas, los flujos de aire y demás.

Txindoki, buitre
Txindoki, buitre (8kb)
Auntzizegi y najada de Zirigarate desde Txindoki
Auntzizegi y najada de Zirigarate desde Txindoki (27kb)
Txindoki, vistas hacia el norte
Txindoki, vistas hacia el norte (19kb)

El hermano cuervo también quiso saludar. Apareció, se plantó sobre una piedra y ahí estuvo un rato.

Txindoki, cuervo en la cima
Txindoki, cuervo en la cima (19kb)

Preparé la cámara, el encuadre, la perspectiva y todo eso para hacerme un autorretrato. Le di al botón y, según salía a todo correr -esto no se parece a la realidad ni por asomo- hacia el punto elegido para situarme, le di un rodillazo a una piedra.
Sin soltar un gemido, sin un mal gesto, me desplacé, arrastrando la pierna -esto no hay quien se lo crea-, para llegar a tiempo antes de que terminara la cuenta atrás. Luego vi que, como premio, había salido con los ojos cerrados.

El hermano cuervo apareció ahora en las inmediaciones de la cámara de fotos. Ante la posibilidad de que se le ocurriera el simpático gesto técnico de cogerla con el pico, volví a arrastrarme despreciando el dolor -ya me está dando hasta vergüenza- para recuperarla.

Repetí lo del autorretrato, pero esta vez sin golpe ni fantasmadas posteriores.
Y la segunda vez también salí con los ojos cerrados.

El viento seguía dando guerra y se había aliado con el frío.

Además de con la compañía de los seres emplumados, me recreé en la contemplación de los numerosos montoncitos de peladuras de naranja o mandarina, esparcidos por aquí y por allá. Claro, como es materia orgánica y, al descomponerse -cualquier año de estos-, aportará nutrientes a la tierra y tal y cual...
Ecológico a más no poder.
Una guarrada.

Txindoki, peladuras
Txindoki, peladuras (53kb)

A falta de relevo, alargué un poco la estancia.
Tengo que comprobar qué dice el Reglamento Montañero acerca de la frecuencia con que hay que subir Txindoki. No recuerdo si hay que hacerlo al menos una vez cada cinco años o cada cuántos. Lo que sí sé es que en ese aspecto es más exigente con los goiherritarras que con los demás mendizales.

Larraone desde Txindoki
Larraone desde Txindoki (23kb)

Bajé con cuidado, como siempre, viendo brillar algunas piedras, las que acumulan más pisadas.
Uno en manga corta se dirigía a la cima, pero no me crucé con él, lo vi por allá arriba, salido de alguna parte.
Otro asomó procedente del rayo, fresco como una rosa.
Los demás íbamos por el recorrido de toda la vida.

Majada de Zirigarate
Majada de Zirigarate (32kb)

Subí Auntzizegi antes de ir decidiendo qué iba a hacer después.
Por de pronto, una mirada atrás para ver cómo se marca en la ladera de Txindoki el trazo del sendero. Acabará pareciendo una trinchera.
Se podría promover una campaña para que los que se dejan 'olvidadas' las peladuras en la cima las esparcieran mientras bajan. Bastaría con decir que así se contribuye a la recuperación de la cubierta vegetal. Alguno se lo creería.
Además, si a los desperdicios se les aplicara el aditivo oportuno igual quedaban hasta fosforescentes.

Cerca de Auntzizegi, camino marcado en Txindoki
Cerca de Auntzizegi, camino marcado en Txindoki (20kb)

Vi que un montañero al que acababa de divisar en la cima de Auntzizegi se dirigía hacia Arrubi. Le imité.
Caminar por esas praderas es un placer.

De Auntzizegi a Arrubi
De Auntzizegi a Arrubi (27kb)

Del revoltijo de ideas que tenía en la cabeza acabó destacándose la de localizar Aoki y Salingain.
Se escaparon en una excursión de mal recuerdo -el viento...- en 2008. Con su colega Uzkuiti -lo visité hace un año- se han montado un triángulo bastante aparente en una zona de poco tránsito.
Así que, sin llegar a Arrubi, puse dirección a Aoki. Esperaba encontrar un buzón, una placa, algo. No hay nada.
Pregunté por dicho monte y por Salingain a un individuo que no sé si era montañero, pastor, gnomo o qué. Pero pintoresco sí que era. Señaló a Uzkuiti, a Salingain... pero dijo no saber por dónde para Aoki, que estaría por ahí.

Descenso hasta una fuente y ascenso a Salingain. Una placa reciente (de 2011) confirma que de él se trata. Debajo, la majada de Zotaleta.

De Aoki a Salingain
De Aoki a Salingain (24kb)
Egurtegi y majada de Zotaleta desde Salingain
Egurtegi y majada de Zotaleta desde Salingain (34kb)
Ganbo desde Salingain
Ganbo desde Salingain (28kb)

Después, a por Ganbo. Arriba tuve que ponerme la capucha porque no se podía parar del frío que hacía. Cosas del viento.
A pesar de los pesares, me quedé un ratillo.
El buzón apenas se podía abrir, pero se distinguía algo dentro. Recogí una tarjeta de unos de Orio a base de pegarle unos cuantos soplidos para acercarla a la boca del buzón. Es que era de papel y no de la cartulina habitual.

Uarrain y Ganbo Txiki desde Ganbo
Uarrain y Ganbo Txiki desde Ganbo (24kb)
Ganbo, vistas hacia el suroeste
Ganbo, vistas hacia el suroeste (17kb)

Bajé al camino de Errenaga a Alotza y, tras atravesar el collado de Irazusta, comenzó otra fase de disfrute. Caminar por los rasos de la zona de Alotza es una gozada de las grandes. La fuente del mismo nombre tiene el emblema de la sociedad de montañeros de Ordizia y la fecha de 1960.
No sé si la mesa de orientación es la original -tendría mérito- o alguna sustituta.

Esa zona fue una de las primeras que conocí de Aralar y me trae buenos recuerdos, pero no he pasado por ella muchas veces.

Ganbo Txiki y Ganbo desde Irazustako lepoa
Ganbo Txiki y Ganbo desde Irazustako lepoa (29kb)
De Irazustako lepoa a Alotza
De Irazustako lepoa a Alotza (25kb)
Alotza, fuente, emblema de Ordiziako Mendizaleak
Alotza, fuente, emblema de Ordiziako Mendizaleak (34kb)
Vistas desde la fuente de Alotza
Vistas desde la fuente de Alotza (22kb)
Alotza, mesa de orientación
Alotza, mesa de orientación (30kb)

El menhir de Saltarri sigue en su sitio.

Alotza, menhir de Saltarri y poste señalizador
Alotza, menhir de Saltarri y poste señalizador (18kb)

Lo que aún no había decidido a esas alturas era si iba a bajar a Larraitz por el camino de siempre (Zirigarate, Oria, etc.) o iba a hacerlo desde Gaztelu.
Tras bastantes dudas, elegí lo segundo, más que nada por el placer de explorar territorios ignotos.
Las dudas siguieron y estuve por dar media vuelta.
Más dudas, parada y cambio de planes.
Nuevo cambio de planes y seguí bajando hacia el collado de Errekonta.

Majada de Elutseta y Txindoki
Majada de Elutseta y Txindoki (16kb)

En algún momento perdí las marcas blancas y amarillas. Tampoco estaba muy seguro de si conducen hacia Errekonta o hacia Pikoeta.
Es igual, al final tocaba bajar la fuerte pendiente -los bastones son un buen invento- que, tras una breve parada para ver el dolmen de Atauru o Ausokoi, lleva al collado.

De Alotza a Errekonta, dolmen de Ausokoi o de Atauru
De Alotza a Errekonta, dolmen de Ausokoi o de Atauru (32kb)

Hace un lustro esa bajada estaba infestada de un arbusto medio espinoso (es que no sé cómo se llama) y era aún más rollo, así que no me quejo mucho.
Estaba bonito Errekonta.

Llegando al collado de Errekonta
Llegando al collado de Errekonta (23kb)
Collado de Errekonta
Collado de Errekonta (27kb)

Menos dudas que antes acerca de si subir o no Gaztelu. La hora lo desaconsejaba; el desconocimiento del camino desde allí a Larraitz, también.
No recordaba que la fuente se halla al lado mismo del collado.

Pronto vi que había acertado dejando tranquilo a Gaztelu, porque hay una distancia respetable entre Errekonta y Larraitz.
El sendero dio paso a un camino y éste cedió el testigo a una pista.

De Errekonta a Gaztesui, Txindoki
De Errekonta a Gaztesui, Txindoki (25kb)
De Errekonta a Gaztesui
De Errekonta a Gaztesui (58kb)
De Errekonta a Gaztesui, Ausa Gaztelu
De Errekonta a Gaztesui, Ausa Gaztelu (36kb)
De Errekonta a Gaztesui
De Errekonta a Gaztesui (59kb)

Por unos minutos llegué a Larraitz atardeciendo y no anocheciendo.

Gaztesui
Gaztesui (18kb)
Llegando a Larraitz
Llegando a Larraitz (15kb)
Larraitz, atardecer
Larraitz, atardecer (10kb)
[subir]