índice
Gernika - Forua - Arteaga - Kanala - Elantxobe - Gernika
07-10-2015
(mapa)
(mapa) (58kb)

Tras haber andado este verano por ambas orillas de la ría de Mundaka, tocaba atravesarla y caminar por sus marismas. De paso, vería algunas cosas que se me escaparon en su momento y, también, el programa incluía algo de monte, más o menos en función de las ganas y el tiempo disponible.

Pero, por de pronto, empecé viendo Gernika. Es que, si lo dejaba para cuando volviera, ya sabía que me pasaría como en las dos excursiones precedentes.

La Casa de Juntas y el Parque de los Pueblos de Europa abren a las 10, así que hice tiempo subiendo a Lumo, barrio de cuatro casas que sirve (además de para que el globero entre en calor) para completar el nombre del municipio (Gernika-Lumo).

Gernika-Lumo desde Lumo
Gernika-Lumo desde Lumo (20kb)
Lumo, casa torre
Lumo, casa torre (34kb)

Bajé justo cuando una vigilante estaba abriendo los accesos al citado parque. Dijo que no se puede pasar por él en bici, ni siquiera llevándola de la mano (como lo estaba haciendo). Se ve que hacía una interpretación corregida y ampliada de la lógica prohibición de circular en bici por allí.

Gernika, parque de los Pueblos de Europa
Gernika, parque de los Pueblos de Europa (41kb)
Gernika, parque de los Pueblos de Europa, monumento a Humboldt
Gernika, parque de los Pueblos de Europa, monumento a Humboldt (48kb)

Dejé el velocípedo en la entrada que da al Museo Euskal-Herria y fui a la Casa de Juntas temiendo encontrar el edificio ocupado por un grupo de jubilados a los que había visto poco antes maniobrando en el exterior.
Tuve suerte y aún no habían entrado, los tenían entretenidos viendo lo que queda del árbol original.

Tiene su cosa estar a solas (había un oriental y salió tras hacer unas fotos) en la famosa Sala de Juntas. Hay otra sala grande, cubierta en su totalidad por una vidriera, y la biblioteca.
El Árbol está fuera, obviamente, y no aparenta gran cosa, más que nada porque el actual lo pusieron hace poco, sustituyendo a otro que tenía problemas de salud derivados de un mal drenaje (creo) del suelo.

Gernika, Casa de Juntas
Gernika, Casa de Juntas (25kb)
Gernika, Casa de Juntas, interior
Gernika, Casa de Juntas, interior (28kb)
Gernika, Árbol
Gernika, Árbol (32kb)
Gernika, Casa de Juntas, salón con vidriera
Gernika, Casa de Juntas, salón con vidriera (46kb)
Gernika, Casa de Juntas, biblioteca
Gernika, Casa de Juntas, biblioteca (38kb)

Salí cuando lanzaba su ataque el grupo de jubilados. Recogí la bici y me dediqué a recorrer la villa.

Gernika, Memorial del Batallón Gernika
Gernika, Memorial del Batallón Gernika (33kb)
Gernika, pasealekua
Gernika, pasealekua (37kb)
Gernika, jardines del Ferial, fuente de Mercurio
Gernika, jardines del Ferial, fuente de Mercurio (33kb)
Gernika, jardines del Ferial, escultura de Iparragirre
Gernika, jardines del Ferial, escultura de Iparragirre (37kb)

Junto a la fábrica de armas Astra, una chavala estaba paseando al perro. El bicho me vio y vino corriendo. Repitió la jugada un par de veces. Tras la foto de la fábrica y del exterior del refugio antiaéreo que hay enfrente, me fui. Y el perro (sería perra) apareció por detrás a todo correr y con un disco de plástico en la boca. Un caso.

Gernika, refugio antiaéreo
Gernika, refugio antiaéreo (21kb)
Gernika, escultura del Lehendakari Agirre
Gernika, escultura del Lehendakari Agirre (27kb)
Gernika, plaza de los Fueros
Gernika, plaza de los Fueros (31kb)
Gernika, mural del 'Guernica'
Gernika, mural del 'Guernica' (38kb)
Gernika, frontón Jai Alai
Gernika, frontón Jai Alai (27kb)

Dejé Gernika pasando por delante de su instituto, en el que cursé primero de B.U.P. Eran otros tiempos.

Iba atento para identificar el desvío que conduce a la ermita de San Cristóbal. Lo tuve fácil, un letrero lo indica.
La ermita es la referencia para encontrar la torre de Urdaibai, en ruinas tras un incendio y que da nombre a la Reserva de la Biosfera que acoge la ría de Mundaka.

Forua, barrio de Urberuaga
Forua, barrio de Urberuaga (22kb)
Forua, torre Urdaibai
Forua, torre Urdaibai (30kb)
Forua, ermita de San Cristóbal
Forua, ermita de San Cristóbal (48kb)

Tras acercarme a ella lo que pude, lo siguiente era intentar ver la estela de Santa Kurtze.
La buena suerte pareció continuar, pues llegó un grupo de cinco hombres caminando. Dijeron conocer la zona, pero no habían oído hablar de la estela.
Bajé a los caseríos de Urberuaga y abordé a una pareja de caminantes a los que había visto antes a distancia. Se repitió la historia, conocían aquello (sobre todo él), pero ni idea de la estela.
Los apuntes que llevaba decían que se encuentra junto a la carretera que va de Urberuaga a Baldatika, por lo que sugirieron si no sería una cueva que queda justo al comienzo de dicha carretera, pero no era aquello.
Antes de despedirnos, me advirtieron de que si subía por allí iba a encontrar bastante pendiente.
Me estaba tocando la moral que gente de la zona, conocedores del terreno, no tuvieran noticia de la existencia de la estela. Entre eso y que no sabía a qué distancia estaría, ni si la encontraría, estuve por dejarlo. Pero los apuntes hablaban claramente del gran valor etnográfico y arqueológico de la piedra, así que acabé tirando para arriba.

Pronto, un coche que bajaba. Su conductor afirmó que había una piedra algo más arriba, tras un par de curvas a la derecha, que igual sería eso. Con ilusiones renovadas, las rampas de Baldatika me parecieron tan duras como lo son, pero las afronté con la cabeza más tranquila.
Efectivamente, tras dos curvas a la derecha y 800m recorridos desde que se coge el desvío en Urberuaga (junto a una cantera), aparece la estela. Unas rudimentarias escaleras de madera la separan del asfalto. Si no se sabe qué es y uno no se fija al pasar, podría parecer un simple mojón.
Estaba haciendo la primera foto cuando apareció un cicloturista cuesta arriba. Él siguió subiendo y yo, que no sabía de antemano que Baldatika está por ahí arriba ni había incluido ese barrio en el orden del día, volví a Urberuaga y de allí seguí a Forua.

Forua, de Urberuaga a Baldatika, estela de Santa Kurtze
Forua, de Urberuaga a Baldatika, estela de Santa Kurtze (56kb)
Forua, barrio de Urberuaga
Forua, barrio de Urberuaga (23kb)

Vistas las ruinas del asentamiento romano (no hay que romperse mucho la cabeza para averiguar de dónde procede el nombre del pueblo), que es único en Bizkaia y el yacimiento de la época (I-IV d.C.) más importante en toda la región Vasco-Cantábrica, y con la iglesia de San Martín de Tours cerrada (tiene una necrópolis visible gracias a un cristal), entré en el ayuntamiento a preguntar un par de cosas.
Me atendió una chica muy maja. Salió del edificio para mostrarme a distancia por dónde queda el puente que cruza el río Oka, comunicando Forua y Kortezubi.
Le dije que venía de ver la estela de marras, pensando que con ese comentario le iba a meter un gol, a lo que contestó que su caserío queda muy cerca de allí y que su madre solía poner flores en la estela...
Empaté in extremis al hablarle del caserío Ozollo (en Gautegiz Arteaga), que no conocía.
Aquella chica se merecía los ojos que tenía. Verdes.

Forua, ruinas del asentamiento romano
Forua, ruinas del asentamiento romano (40kb)
Forua
Forua (26kb)

Siguiendo sus instrucciones, bajé hasta las vías del tren, las crucé, eché a andar por un camino que conduce hasta el río Oka y seguí a continuación la pista que recorre su orilla, tal y como estaba haciendo una pareja. Acompañando al Oka a contracorriente (a la derecha, en dirección a Gernika), apareció el puente al cabo de unos minutos.

Forua, pista junto al río Oka
Forua, pista junto al río Oka (44kb)
Forua desde la marisma de Urdaibai
Forua desde la marisma de Urdaibai (23kb)
Caseríos de Kortezubi desde el puente sobre el Oka
Caseríos de Kortezubi desde el puente sobre el Oka (19kb)
El tren llegando a Forua
El tren llegando a Forua (34kb)

Al otro lado, la pista continúa adelante atravesando la marisma y asciende hasta el barrio de Enderika, con su ermita de San Esteban y unas escaleras (bastantes escaleras) que permiten descender hasta un palafito que avanza (ahora por el borde de la marisma) hasta el núcleo de Kortezubi en lo que es un recorrido espectacular. Lo del palafito ya lo hice montado en la bici (en fin de semana y buen tiempo me temo que no será posible). Tiene algo de aventura, como si tuvieran que surgir a cada paso animales salvajes. En ese tramo no vi a nadie.

Caseríos de Kortezubi desde la marisma de Urdaibai
Caseríos de Kortezubi desde la marisma de Urdaibai (25kb)
Pista de la marisma de Urdaibai
Pista de la marisma de Urdaibai (27kb)
Marisma de Urdaibai desde cerca de la ermita de San Esteban
Marisma de Urdaibai desde cerca de la ermita de San Esteban (18kb)
Kortezubi, ermita de San Esteban
Kortezubi, ermita de San Esteban (38kb)

Si en las décadas de los 70 (sobre todo) y los 80 se hubieran llevado a cabo diversos proyectos para urbanizar el entorno de la ría, a estas alturas todo serían lamentaciones por lo perdido de forma irreversible.

Kortezubi, escaleras a los palafitos
Kortezubi, escaleras a los palafitos (54kb)
Kortezubi, palafitos en la marisma de Urdaibai
Kortezubi, palafitos en la marisma de Urdaibai (43kb)
Kortezubi, palafitos en la marisma de Urdaibai
Kortezubi, palafitos en la marisma de Urdaibai (32kb)
Kortezubi, palafitos en la marisma de Urdaibai
Kortezubi, palafitos en la marisma de Urdaibai (24kb)

Fui a ver si en la biblioteca de Kortezubi estaba la que en julio me dio un bolígrafo y me habló del sendero que acababa de recorrer, pero la biblioteca estaba en obras y por allí sólo había obreros.

Como entonces, me acerqué a ver el caserío Ozollo, pero esta vez bajé después hasta el molino de mareas (de Ozollo, claro).
Aparece en el capítulo titulado "Urdaibai", de la serie "Rutas por Euskal-Herria", en el que también visitaron la ermita de San Lorenzo, hacia la que me dirigí a continuación, de nuevo a pie, por un estrecho y un tanto embarrado sendero. La ermita cuenta con una ventana prerrománica tallada en un bloque de arenisca (como la de la ermita de San Pedro, en el barrio de Arta, en Bolibar, o la de San Juan y San Lorenzo, en el barrio de Lamikiz, en Mendata). En la serie mencionada, dicen de ella que este es, probablemente, el edificio más antiguo de Urdaibai; de la ventana dicen que es monolítica, de origen inexplicable.
Además, y en el exterior, hay un altar de piedra, testigo de la antigua importancia de las ermitas como lugar de reunión o celebraciones.

Arteaga, caserío Ozollo
Arteaga, caserío Ozollo (44kb)
Ereñozar y castillo de Arteaga desde la marisma de Urdaibai
Ereñozar y castillo de Arteaga desde la marisma de Urdaibai (23kb)
Arteaga, llegando al molino de mareas de Ozollo
Arteaga, llegando al molino de mareas de Ozollo (32kb)
Arteaga desde cerca del molino de mareas de Ozollo
Arteaga desde cerca del molino de mareas de Ozollo (19kb)
Arteaga, molino de mareas de Ozollo
Arteaga, molino de mareas de Ozollo (22kb)
Arteaga, barrio de Isla, ermita de San Lorenzo
Arteaga, barrio de Isla, ermita de San Lorenzo (30kb)
Arteaga, molino de Ozollo desde la ermita de San Lorenzo
Arteaga, molino de Ozollo desde la ermita de San Lorenzo (19kb)
Arteaga, barrio de Isla Bekoa
Arteaga, barrio de Isla Bekoa (26kb)

Enlacé con la carretera en las inmediaciones del barrio de Isla, el núcleo de poblamiento más antiguo de Urdaibai.
Eso pertenece a Arteaga, pero el siguiente barrio, Kanala, es territorio de Sukarrieta, municipio conocido en otros tiempos como Pedernales y que tiene su núcleo principal en la otra orilla de la ría. Se ve que los de Sukarrieta son felices así.
En Kanala está la ermita de Legendika, desde la que, según el documental citado, baja un sendero hasta la playa de Kanala.
Por donde bajé (a pie) no había escalones, a diferencia de lo que se ve en el documental, ni llegué a la playa sino a una casa que parecía habitada. Según llegué abajo, hizo lo propio un coche y del mismo bajó una mujer. Vivía allí.
Muy maja también esta, dijo que aquello se conoce como Astillero, porque en otra época funcionó como tal (motivo por el que ha salido en varios programas de televisión), aunque más recientemente fue escuela de piragüismo (creo recordar que dijo); añadió que en marea baja (no era el caso) se puede llegar andando a la playa (está a un paso); que a esa playa se baja por un sendero (ese sí con escalones) que se coge a la altura de un bar que queda un poco más alla en la carretera; por último, dijo que la gata con la que un servidor estaba intentando entablar conversación infructuosamente se llama Felisa y es un trasto.
Ese lugar me pareció lo más de lo más. Muy tranquilo, muy bonito, muy todo.

Sukarrieta, bajando a Astillero
Sukarrieta, bajando a Astillero (41kb)
Sukarrieta, Astillero y playa de Kanala
Sukarrieta, Astillero y playa de Kanala (29kb)
Sukarrieta, playa de Kanala desde Astillero
Sukarrieta, playa de Kanala desde Astillero (33kb)
Sukarrieta, Astillero
Sukarrieta, Astillero (34kb)
Sukarrieta, barcas en Astillero
Sukarrieta, barcas en Astillero (20kb)

Subí a por la bici, llegué al bar, pregunté, me señalaron el camino, volví a dejar la bici y se puso a llover.
Ya había visto que lo estaba haciendo en la otra orilla y confié en que las nubes no se movieran de allí; pero se ve que en Sukarrieta tienen muy interiorizado eso de que compartir es vivir y el agua alcanzó al rato la orilla derecha.

Escalones y más escalones entre árboles (no me mojé gran cosa) hasta alcanzar la playa, que recibe al visitante con lo que, en un primer momento y a contraluz, me pareció un monumento. Era un poste con duchas.

Sukarrieta, llegando a la playa de Kanala
Sukarrieta, llegando a la playa de Kanala (29kb)

En la playa sí me mojé, qué remedio. Me acerqué hasta el agua, con las zapatillas hundiéndose cada vez más en la arena. La marea estaba subiendo.
Cogí una concha pequeña de recuerdo y subí las escaleras tan satisfecho.
Amainaba cuando llegué a la bici, así que muy bien.

Sukarrieta, playa de Kanala con lluvia
Sukarrieta, playa de Kanala con lluvia (15kb)
Sukarrieta, de la playa a Kanala
Sukarrieta, de la playa a Kanala (50kb)

Identifiqué por mi cuenta y riesgo como la torre de Kanala un edificio que lo parecía y así lo confirmó un señor mayor que se despidió con el clásico te vas a mojar.

Sukarrieta, torre de Kanala
Sukarrieta, torre de Kanala (38kb)

Tras una breve parada en Laida, donde parecía haber llovido más que en Kanala, me encontré con lo que parecían varios coches implicados en un accidente. Al llegar a su altura, varias personas estaban junto a un motorista, sentado en la cuneta y con las manos en la cabeza (con el casco puesto). Unos metros más arriba, la moto tirada en el suelo.

Mundaka desde cerca de Laida
Mundaka desde cerca de Laida (18kb)
De Laga a Ibarrangelu, caserío
De Laga a Ibarrangelu, caserío (26kb)

Poco antes de Ibarrangelu, cogí el desvío a Akorda, y antes de dicho barrio, tomé otro desvío, en este caso a San Pedro de Atxarre. La pista termina junto a varios caseríos.
Me despedí una vez más de la bici y eché a andar hacia la ermita. Hacía ya unos años que no iba.

Camino de San Pedro de Atxarre
Camino de San Pedro de Atxarre (49kb)
Camino de San Pedro de Atxarre
Camino de San Pedro de Atxarre (43kb)

Había algo de barro.
Llegando, bajaba una pareja.

Tras contemplar las mejores vistas que se pueden tener de la ría, bajé con cuidado, con pocos resbalones. Me crucé con uno que subía con un perro que parecía tener los ojos de colores distintos, pero era porque uno de ellos lo tenía mal.

Ermita de San Pedro de Atxarre
Ermita de San Pedro de Atxarre (42kb)
Sukarrieta desde San Pedro de Atxarre
Sukarrieta desde San Pedro de Atxarre (20kb)
Mundaka desde San Pedro de Atxarre
Mundaka desde San Pedro de Atxarre (18kb)
Ría de Urdaibai desde San Pedro de Atxarre
Ría de Urdaibai desde San Pedro de Atxarre (17kb)

Luego, bajé a Akorda, que me gustó, y volví a la BI-3234 para presentarme al poco en Ibarrangelu y seguir hasta Elantxobe.

Sukarrieta, barrio de Akorda, caserío
Sukarrieta, barrio de Akorda, caserío (24kb)
Sukarrieta, barrio de Akorda
Sukarrieta, barrio de Akorda (18kb)
Sukarrieta, barrio de Akorda
Sukarrieta, barrio de Akorda (27kb)
De Akorda a Ibarrangelu
De Akorda a Ibarrangelu (18kb)
De Akorda a Ibarrangelu
De Akorda a Ibarrangelu (21kb)

Había estado recientemente, nada más y nada menos que el 22 de julio (Madalenas), con lo que eso implica de desparrame de la marabunta por todos lados. Estuvo bien como anécdota, experimento sociológico o prueba de supervivencia; pero no era lo que buscaba.

Esta vez la situación era muy diferente. Elantxobe mostraba el habitual aspecto pintoresco y apacible que hace que uno quiera volver.
Paseé sin prisa, vi que había unos cuantos gatos, me aclaré respecto a cuál es el edificio del ayuntamiento (se las han ingeniado para que en su balcón "ondeen" a su manera las banderas vasca, española y europea), dejé de nuevo para otra vez subir a Ogoño (no he estado nunca, pero tampoco me quita el sueño) y me marché, hasta la próxima.

Elantxobe, puerto
Elantxobe, puerto (30kb)
Elantxobe, kale Nagusia
Elantxobe, kale Nagusia (31kb)
Elantxobe, kale Nagusia
Elantxobe, kale Nagusia (27kb)
Elantxobe, gato
Elantxobe, gato (28kb)
Elantxobe, ayuntamiento, banderas
Elantxobe, ayuntamiento, banderas (34kb)
Elantxobe, kale Nagusia
Elantxobe, kale Nagusia (22kb)
Elantxobe, bajando al puerto
Elantxobe, bajando al puerto (19kb)
Elantxobe desde el dique
Elantxobe desde el dique (28kb)
Elantxobe, escaleras
Elantxobe, escaleras (28kb)

De nuevo en Ibarrangelu, pregunté por un monolito en memoria de la Batalla de Matxitxako. El primero al que pregunté no sabía; la farmacéutica, tampoco, pero sugirió que preguntara en una tienda cercana; la tendera dijo "en Akorda" y me dejó ligeramente estupefacto y bastante contrariado... hasta que caí en la cuenta de a qué se refería. Afortunadamente, lo había visto, pero ni se me había ocurrido hacerle una foto porque no me había gustado. Igual se la habría hecho de haber sabido de qué se trataba, pero ya me quedé tranquilo. Nuevo paso por la farmacia para informar a la chica de mis averiguaciones, por si le sirven para quedar bien si algún día asoma otro preguntando lo mismo.

En las proximidades de Ereño, tuve la ocurrencia de ir al barrio principal de dicho pueblo siguiendo el irrebatible argumento de que no había pasado en bici por ese kilómetro.

Nuevo paso por Gautegiz Arteaga y algunos ramalazos de nostalgia recorriendo los kilómetros que separan Kortezubi de Gernika.

Llegando a Arteaga
Llegando a Arteaga (37kb)

La lista de cosas para ver terminaba con media docena de edificios de Ajangiz, por si tenía tiempo y ganas. No era el caso (sobre todo por lo primero), así que me contenté con entrar un momento en territorio de Ajangiz desde el barrio de Errenteria, buscando una casa torre (la de Ibinarriaga), aunque me parece que lo que vi es un caserío que ocupa el lugar en que estuvo la torre.

Y así terminó un día de otoño, disfrutando de los encantos de Urdaibai.

[subir]