índice
Ordizia - Ataun - Uharte Arakil - San Miguel - Lekunberri - Betelu - Tolosa - Ordizia
04-09-2015
(mapa)
(mapa) (118kb)

Tras unos cuantos días de calor y casi otros tantos de mal tiempo, salió uno decente, sin calor ni agua.

Este recorrido lo hice (con algún extra) en 1997, pero llevaba apuntadas para ver unas cuantas cosas que le daban su aliciente.

Lazkao, palacio del Duque del Infantado
Lazkao, palacio del Duque del Infantado (27kb)

El valle del río Agauntza es muy bonito, sobre todo el tramo que discurre por territorio de Ataun, el pueblo más largo de Gipuzkoa. Carretera estrecha y paisaje para mirarlo a gusto y disfrutar.

De Lazkao a Ataun San Martín
De Lazkao a Ataun San Martín (22kb)

En Ataun San Martín, nota exótica a cargo de una colorida furgoneta perteneciente a los Zopilotes Txirriaos.

Ataun San Martín
Ataun San Martín (31kb)
Ataun San Martín, furgoneta de Los Zopilotes Txirriaos
Ataun San Martín, furgoneta de Los Zopilotes Txirriaos (44kb)

Al poco, una chica a pie con una BTT con una rueda pinchada. Con el bombín que llevaba un servidor no había manera de enchufarse a aquella válvula.

De Ataun San Martín a Ataun San Gregorio
De Ataun San Martín a Ataun San Gregorio (23kb)
Ataun San Gregorio, entrada a Villa Sara
Ataun San Gregorio, entrada a Villa Sara (52kb)
Ataun San Gregorio
Ataun San Gregorio (20kb)
Ataun San Gregorio, Museo Barandiaran
Ataun San Gregorio, Museo Barandiaran (33kb)
De Ataun San Gregorio a Ergoiena, río Agauntza
De Ataun San Gregorio a Ergoiena, río Agauntza (55kb)
Llegando a Ergoiena
Llegando a Ergoiena (22kb)
Kaxeta
Kaxeta (40kb)

Para aquellos a quienes nos gustan los puertos vegetales el de Lizarrusti es todo un placer. El hayedo está presente en la casi totalidad de sus seis kilómetros, con algunas zonas permanentemente en sombra. La asequible pendiente permite admirar el entorno en estado contemplativo.
Paré unas cuantas veces para hacer fotos.

Subiendo Lizarrusti
Subiendo Lizarrusti (42kb)
Subiendo Lizarrusti
Subiendo Lizarrusti (51kb)

En la cima, el Centro de Interpretación en el edificio que fue Casa de Arbitrios del lado guipuzcoano (la navarra desapareció hace mucho).
Aquella es una de las puertas de entrada a Aralar. Tal vez una de las más mágicas, por la cantidad de leyendas recogidas en la zona por don José Miguel Barandiaran (se pasa por delante de su casa, Sara, llegando a San Gregorio).

Lizarrusti
Lizarrusti (43kb)

Desde Lizarragabengoa divisé, por primera vez en el día, el santuario de San Miguel, en la sierra de Aralar.

De Lizarrusti a Lizarragabengoa
De Lizarrusti a Lizarragabengoa (32kb)
San Miguel de Aralar desde Lizarragabengoa
San Miguel de Aralar desde Lizarragabengoa (22kb)
Lizarragabengoa y San Donato
Lizarragabengoa y San Donato (21kb)

Una breve parada en ese pueblo, Lizarragabengoa; otra, más prolongada, en Arbizu, pueblo que daba (equivocadamente, como comprobé pronto) por conocido; y otra, aún más larga, en Lakuntza, donde me presenté informado de cuanto había para ver gracias a un artículo firmado en 2006 por un tal Joseba Asirón Pérez, quien por aquel entonces seguramente no sabía que llegaría a ser alcalde de Pamplona nueve años después.

Arbizu, calle Urkia, casas con flores
Arbizu, calle Urkia, casas con flores (46kb)
Arbizu, casa torre
Arbizu, casa torre (38kb)
Arbizu, ayuntamiento
Arbizu, ayuntamiento (32kb)
Arbizu, calle Uhalde
Arbizu, calle Uhalde (32kb)

Lakuntza merece una parada sin prisa. Entre la Herriko Plaza (con picota y fuente) y las calles Mikel Arregi Marín y Estafeta, hay una buena colección de casas dignas de verse.

Lakuntza, picota y Herriko Plaza
Lakuntza, picota y Herriko Plaza (28kb)
Lakuntza, casa Flores, detalle
Lakuntza, casa Flores, detalle (33kb)
Lakuntza, casa Flores
Lakuntza, casa Flores (37kb)
Lakuntza, casas junto a la iglesia
Lakuntza, casas junto a la iglesia (29kb)
Lakuntza, casa Sarrajero
Lakuntza, casa Sarrajero (30kb)
Lakuntza, casa Amionekua, detalle
Lakuntza, casa Amionekua, detalle (26kb)
Lakuntza, calle Mikel Arregi Marín, 36
Lakuntza, calle Mikel Arregi Marín, 36 (23kb)
Lakuntza, calle Estafeta
Lakuntza, calle Estafeta (33kb)

Cuando reinicié el pedaleo vi que la hora había ido avanzando y que tenía el tiempo justo para llegar a San Miguel de Aralar antes de las 14h, hora en que se cierra (supuestamente) el santuario hasta las 16h. Es frecuente que siga abierto a partir de las 14h, pero no era cuestión de arriesgarse, así que no entré en Uharte-Arakil ni paré un momento siquiera en Zamartze. Cogí el desvío que tira para arriba y comencé la ascensión a San Miguel.

Uharte-Arakil, cerca de Santa María de Zamartze
Uharte-Arakil, cerca de Santa María de Zamartze (41kb)

Había subido un par de veces por esa vertiente, la misma por la que lo hizo la Vuelta el año anterior. Me había mentalizado para subir con el plato mediano y eso hice.
El antepenúltimo kilómetro (al 9,4%) me dejó para el arrastre, no subí hasta el Artxueta (no tocaba) y entré en el santuario con la mirada vidriosa (no bebí, palabra).
Mi gozo en un pozo al ver que no estaba el Ángel. Me tocó la moral de mala manera.
Además del par de meses que se pasa recorriendo Navarra a partir del Domingo de Pascua, la imagen sale de Aralar muchas veces para diversos actos, lo que me parece genial; la puñeta es que coincida que esté fuera cuando va uno.
Apunté para otra vez los teléfonos del santuario (948-373-013 y 626-030-234), para ir sobre seguro.

San Miguel de Aralar, globero
San Miguel de Aralar, globero (30kb)
San Donato desde San Miguel de Aralar
San Donato desde San Miguel de Aralar (24kb)

Un rato de charla con el conductor de un autobús de 12 plazas. El hombre quería saber si se puede bajar a Uharte por la pista con un vehículo así. Llevaba a un grupo de turistas de Estados Unidos (no sabía de qué Estado) y una australiana que se pegó un viaje de 25 horas en 3 aviones.

La vertiente de Lekunberri es espectacular.
Por de pronto, hice una parada rápida para ver el dolmen de Erbillerri. O lo recordaba de otra forma o han echado piedras para cubrir el dolmen propiamente dicho y recrear el túmulo.

Aralar, dolmen de Erbillerri
Aralar, dolmen de Erbillerri (60kb)

En las cercanías de la desaparecida Guardaetxe (parece que se demora la construcción de su sustituta) estuve un rato acariciando a una pottoka que se acercó.

De San Miguel de Aralar a Baraibar, caballos
De San Miguel de Aralar a Baraibar, caballos (32kb)

Los tramos de bosque que vienen después son el no va más.
La única pega la suponía el viento fresco. Acabé con los dedos de las manos medio insensibles y con un incipiente moquillo.

De San Miguel de Aralar a Baraibar
De San Miguel de Aralar a Baraibar (50kb)
De San Miguel de Aralar a Baraibar
De San Miguel de Aralar a Baraibar (46kb)

Tenía pendiente desde tiempo inmemorial acercarme al nacedero de Aitzarrateta, en territorio de Iribas.
En casa, analizando fríamente el terreno, vi que podía atajar mucho dejando la bici en el p.k. 5 y siguiendo un sendero que, según un mapa, arranca de por ahí.
Efectivamente, hay un paso en la alambrada a la altura de ese punto, al poco surge un sendero, y una bifurcación...
Pronto, lo que veía no coincidía con el mapa esquemático que había preparado. Seguí un poco más, por si acaso, antes de volver al punto de partida e intentarlo por otro lado. Tampoco.
Pues tendrá que seguir esperando.
Lo único que gané fue que entré en calor. Algo es algo.

Buscando el nacedero de Aitzarrateta
Buscando el nacedero de Aitzarrateta (49kb)

Cuando volvía a la carretera encontré, junto al paso de la alambrada, unos papeles en el suelo. Eran fotocopias de la segunda etapa (Lizarrusti-Lekunberri) del GR-12. En ellos vi (unos días después) que se mencionaba el nacedero tomando como referencia una borda que sí había visto.

Iribas desde Baraibar
Iribas desde Baraibar (24kb)
Baraibar, casas
Baraibar, casas (21kb)
Baraibar
Baraibar (26kb)

Cogí agua en Baraibar y seguí bajando hasta llegar a Lekunberri, con su estación del Plazaola, el hotel Ayestaran y las casonas de la parte vieja.

Cerca de Baraibar
Cerca de Baraibar (39kb)
Lekunberri, estación del Plazaola
Lekunberri, estación del Plazaola (26kb)
Lekunberri, hotel Ayestaran
Lekunberri, hotel Ayestaran (31kb)
Lekunberri, casas
Lekunberri, casas (30kb)
Lekunberri, casas de la parte vieja
Lekunberri, casas de la parte vieja (36kb)
Lekunberri, casas de la parte vieja
Lekunberri, casas de la parte vieja (31kb)
Lekunberri, casas de la parte vieja
Lekunberri, casas de la parte vieja (29kb)
Lekunberri, casas de la parte vieja
Lekunberri, casas de la parte vieja (31kb)
Lekunberri, casa de la parte vieja
Lekunberri, casa de la parte vieja (25kb)

El puerto de Azpirotz no tiene ninguna historia por ese lado. A cambio, el pueblo de Azpirotz está plagado de cuestas. Lo compensan las vistas de las Malloas.
Pedí a un vecino alguna pista para estar al tanto y no pasarme de largo el nacedero del Araxes y lo pintó bastante fácil.
Aun así, tras una curva, me dio por retroceder, no fuera a ser el nacedero algo que acababa de pasar sin fijarme mucho. No era. Media vuelta para seguir bajando. Entonces, y sólo entonces, lo oí gruñir a poca distancia. No llegué a verlo (para cuando miré atrás ya había desaparecido), pero se ve que el muy perro sólo se hace el valiente a traición.

Puerto de Azpirotz
Puerto de Azpirotz (20kb)
Azpirotz
Azpirotz (36kb)
Azpirotz
Azpirotz (20kb)

Al final, la mejor pista fue una señal de aparcamiento previa al nacedero en sí, que queda casi a ras de suelo (el de Azpirotz lo había pintado más airoso).

De Azpirotz a Lezaeta, nacimiento del río Araxes
De Azpirotz a Lezaeta, nacimiento del río Araxes (62kb)

Luego apareció Lezaeta (barrio de Larraun, como Azpirotz). Me gustó mucho. Personas no vi ninguna. Gatos, unos cuantos. El primero, uno negro que ni me miró siquiera durante un rato, atento como estaba (se comprende) a los movimientos de un perro. En una casa junto a la iglesia del siglo XII había unos cuantos más.

Lezaeta, gato
Lezaeta, gato (36kb)
Lezaeta, puerta de la iglesia
Lezaeta, puerta de la iglesia (24kb)
Lezaeta, detalle de un balcón
Lezaeta, detalle de un balcón (42kb)
Lezaeta, casas
Lezaeta, casas (42kb)
Dejando atrás Lezaeta
Dejando atrás Lezaeta (29kb)

Poco antes de Betelu, fui un momento al Señorío de Eraso.
Después de pasar a pie en mayo había leído que hay un palacio de cabo de armería. Como son cuatro casas mal contadas, tenía que ser una de ellas, una de las dos con apariencia más antigua, pero pregunté a un par de vecinos y dijeron que no. Misterio.

Errazkin, Señorío de Eraso, vistas
Errazkin, Señorío de Eraso, vistas (24kb)
Errazkin, Señorío de Eraso, casa
Errazkin, Señorío de Eraso, casa (30kb)

Betelu es conocido por la planta embotelladora del agua de sus manantiales. La misma que dio origen a un importante balneario.
Según la cronología que figura en uno de los paneles informativos (y entre otros datos):

En 1818 se construyó un primer establecimiento de cinco baños y habitaciones.
En 1883 se inauguró el Gran Hotel.
En 1884 Alfonso XII fue a tratarse de sus dolencias causadas por la tuberculosis.
La "Guía de los establecimientos balnearios de España" decía en 1897 que "... el establecimiento ofrece al público un completísimo servicio balneoterápico y de hospedaje. Espacioso salón rodeado de dieciocho gabinetes de baños lujosamente decorados, con toda clase de duchas aisladas; baño-saleta de vapor y ruso; sauna y saleta de hidroterapia..."
A comienzos del siglo XX y utilizando la antigua ferrería de Goikola, el balneario se convirtió en el primer centro termal del Estado con luz eléctrica.
El establecimiento cerró en 1966 tras el boom del turismo de sol y playa.
Un año más tarde se abrió la planta embotelladora Manantiales de Betelu.
Por supuesto, se le dio diversos usos durante la guerra carlista y la civil.
En el Martinete de Cobre, además de fabricarse planchas y calderas de cobre, se acuñó la última moneda navarra: la tresena de Betelu

Acerca del martinete y la tresena, dice otro panel:

La tresena de Betelu
Hasta 1835, tuvieron potestad las Cortes de Navarra para acuñar su propia moneda, y fue precisamente en Kalderola donde se estampó la que sería última moneda del reino: la tresena de Betelu.
Era época de entreguerras y de inestablidad, con repentinas alzas de la materia prima (el cobre) y un uso evidente de moneda falsa. Dada la escasez de monedas pequeñas, tan necesarias para que se pagaran limosnas a la Iglesia y funcionara el comercio, circulaban descontroladas todo tipo de monedas: castellanas, francesas, navarras... y hasta se usaban cabezas de clavos o botones como tales.
La Diputación, interesada en poner orden, contrató a Tomás de Olondriz para el troquelado de las tresenas, monedas de bajo valor equivalentes a tres maravedís. Este a su vez contrató la producción a Ochotorena y sus socios: Olondriz aportaría la máquina de cilindros, la única que había en el reino, y los industriales de Betelu, el martinete de cobre, "Kalderola".

Más información en este artículo.

Un paseo arranca de la planta embotelladora (donde se ubicó el balneario), pasa junto a dos de las fuentes y acaba en las ruinas de la ferrería de Goikola.
El molino que albergó el famoso martinete queda en la orilla del río Araxes que da a la carretera.
Junto a la fuente de Dama Iturri hay un pulsador. Si se pulsa (que es lo que la gente de bien hace con los pulsadores) y se espera unos cinco segundos, sale agua.

Betelu, fuente de Iturri Santu
Betelu, fuente de Iturri Santu (38kb)
Betelu, de Iturri Santu a Dama Iturri
Betelu, de Iturri Santu a Dama Iturri (46kb)
Betelu, Dama Iturri
Betelu, Dama Iturri (26kb)
Betelu, antiguo molino junto al río Araxes
Betelu, antiguo molino junto al río Araxes (32kb)
Betelu, junto a las ruinas de la ferrería de Goikola
Betelu, junto a las ruinas de la ferrería de Goikola (35kb)
Betelu, volviendo de Goikola
Betelu, volviendo de Goikola (54kb)

En Betelu-pueblo no paré porque ya lo hice en mayo y porque se puso a llover, aunque paró al poco.
Lo que también empezó, pero no paró, fueron los saltos que daba la cadena de vez en cuando.

Tras ver Arribe y Atallu, descarté subir a Uztegi. La hora no lo aconsejaba.

Arribe, casas
Arribe, casas (23kb)
Arribe, casa, detalle
Arribe, casa, detalle (35kb)
Arribe
Arribe (23kb)
Arribe, arco en la torre de la iglesia
Arribe, arco en la torre de la iglesia (27kb)
Arribe, casas
Arribe, casas (29kb)
Atallu
Atallu (21kb)
Atallu, casa
Atallu, casa (25kb)
Atallu, casas
Atallu, casas (28kb)

Unos kilómetros después regresaba a Gipuzkoa, descartaba otro desvío (en este caso a Orexa) y llegaba a Lizartza, que estaba en fiestas.

De Atallu a Lizartza, túnel
De Atallu a Lizartza, túnel (35kb)
De Atallu a Lizartza
De Atallu a Lizartza (20kb)
Lizartza, caserío Zuloaga
Lizartza, caserío Zuloaga (28kb)
Lizartza, plaza
Lizartza, plaza (42kb)
Lizartza
Lizartza (28kb)

Una fábrica de pastas alegra el olfato camino de Tolosa.
En la antigua capital de la provincia me lié de mala manera y acabé en el centro, lo que podía haber evitado fácilmente si se me hubiera ocurrido mirar previamente un plano.

Tolosa, ayuntamiento
Tolosa, ayuntamiento (33kb)

Para cuando llegué a Alegia, con su escultura del txintxarri y bastante animación en la plaza, la luz escaseaba como para hacer fotos, así que ya no paré más hasta volver a Ordizia, que estaba a punto de comenzar una semana de actividades en el marco de las Fiestas Vascas, con el miércoles como día principal, con una feria extraordinaria, con concurso de productos agrícolas y ganaderos y, cómo no, el concurso de queso Idiazabal, auténtico campeonato del mundo en su género.

De Tolosa a Alegia, bidegorri
De Tolosa a Alegia, bidegorri (41kb)
Alegia, ayuntamiento
Alegia, ayuntamiento (25kb)
Alegia, escultura del txintxarri
Alegia, escultura del txintxarri (29kb)
[subir]