índice
Vitoria - Audikana - Agurain - Araia - Zalduondo - Ozaeta - Vitoria
20-09-2013
(mapa)
(mapa) (106kb)

Unos días después de haber andado rondando por el pantano de Ullibarri, di una vuelta por la Llanada alavesa con intención de volver, al final, al parque de Garaio.

Pasado Arzubiaga, sorprendí a unas cuantas cigüeñas desayunando en el campo. Había bastantes.
El suelo estaba mojado, como si hubiera llovido poco antes.

En Ullibarri-Arrazua, vi una escultura metálica y enseguida sospeché quién podía ser el autor. Acerté: Félix Sáez de Eguílaz, de Zurbano, la hizo en 2007.

Ullibarri-Arrazua, escultura metálica
Ullibarri-Arrazua, escultura metálica (43kb)
Ullibarri-Arrazua, mural
Ullibarri-Arrazua, mural (37kb)
Ullibarri-Arrazua
Ullibarri-Arrazua (21kb)

En Lubiano divisé a un par de perros grandes, negros. Pensé que estarían dentro de una finca, pero no, estaban sueltos. Luego apareció un tercero. Deduje que eran amistosos. Lo comprobé en cuanto se me acercaron. Unos fenómenos.

Lubiano, iglesia
Lubiano, iglesia (39kb)
Lubiano, perros
Lubiano, perros (23kb)
Lubiano
Lubiano (30kb)

A partir de las cercanías de Argomaniz casi no me crucé con coches hasta que llegué a Salvatierra/Agurain.

Antes, entré un momento en Dallo, pueblo cuyo nombre me recuerda, cada vez que paso por la autovía, a un profesor que tuve hace años en Pamplona.

Poco después, en Heredia, pueblo más grande de lo esperado, subí a una ermita que hay en su parte alta. Andaban en obras, los hombres en el tejado y una mujer voluminosa parecía dirigir las operaciones.

Vistas desde Heredia
Vistas desde Heredia (24kb)
Heredia, casa
Heredia, casa (44kb)
Heredia
Heredia (23kb)
Agurain desde Heredia
Agurain desde Heredia (19kb)

En la oficina de Turismo de Salvatierra/Agurain encontré a Beatriz, al igual que hace unos meses. Qué maja.
Como entonces se me olvidó coger un mapa toponímico de la Cuadrilla de Salvatierra le pedí uno. Subí a la última planta del edificio para ver las vigas de madera que soportan el techo y, tras un rato de agradable conversación, nos despedimos.
Antes de dejar el pueblo, fui al edificio que albergó en otros tiempos el matadero, pues otra cosa que olvidé la última vez fue fijarme en la pintada que dice "Biande" (carne) en su fachada y que quedó como recuerdo de la presencia de las tropas francesas hace un par de siglos.

No la vi. Pregunté a una mujer y no sabía; a un matrimonio, y tampoco; a otra mujer, y lo mismo; pero esta última le pasó la pregunta a una conocida que pasaba y ella sí sabía dónde estaba: encima de la puerta de entrada. Lamentablemente, casi no se distingue. Se ve que cuando arreglaron la calle en la que se encuentra la casa algún trabajador poco informado se aplicó a la tarea de dejar aquello limpio de grafitis. Es un suponer. El caso es que para reconocer la palabra hay que saber dónde está, qué pone y echarle algo de imaginación.
En esta foto aún se distinguía.

Agurain, acceso a la casa de los Claretianos
Agurain, acceso a la casa de los Claretianos (38kb)

En San Román de San Millán, sorpresa. Junto a la entrada de la iglesia, con portada románica del XIII, hay una pila bautismal muy trabajada. El campanario queda a media altura, curioso.

San Román de San Millán, arco y escudo
San Román de San Millán, arco y escudo (23kb)
San Román de San Millán, pórtico de la iglesia
San Román de San Millán, pórtico de la iglesia (30kb)
San Román de San Millán, pila bautismal
San Román de San Millán, pila bautismal (21kb)

Para cuando llegué a Araia el cielo se había ido cubriendo...
Tras dar unas vueltas, pregunté a un matrimonio por un par de edificios. Contestó primero el hombre, siguió la mujer, y ambos lo hicieron con cierto entusiasmo. Las dos casas eran de los Ajuria, familia que tuvo una empresa muy importante en el pueblo. Dedicada a la fabricación de arados y herramientas similares, fue innovadora, moderna. Utilizaba la fuerza de un salto de agua procedente de un nacedero cercano (dijeron que el lugar es bonito). Araia fue uno de los primeros pueblos de España en disponer de alumbrado eléctrico.
La casa que tuvo aquella familia en Vitoria, Ajuria-Enea, es desde hace años la residencia oficial del Lehendakari.
Los descendientes de aquellos Ajuria no han cuidado esas casas, que están abandonadas y con riesgo de acabar cayéndose.

Araia, casa
Araia, casa (26kb)
Araia, casa de los Ajuria
Araia, casa de los Ajuria (31kb)

En mejor estado están otros elementos más reducidos, como, por ejemplo, un mural de este mismo año que ensalza el poder femenino o la escultura 'La merienda', de un tal Zufiaur, "que recuerda el primer desafío de levantadores de piedra que hubo en el País Vasco, en 1898, en la plaza de Araia. Para ello contaron con la colaboración de Perurena que colocó una significativa cúbica de 200 kilos como peana".

Araia, plaza con kiosko
Araia, plaza con kiosko (30kb)
Araia, escultura y ermita
Araia, escultura y ermita (48kb)
Araia, escudo
Araia, escudo (27kb)
Araia, mural
Araia, mural (40kb)
Araia, casa de los Ajuria
Araia, casa de los Ajuria (36kb)

Me marché mientras veía que llovía a no mucha distancia, hacia el Este. Como yo iba en sentido contrario esperaba que no me pillara.

Pero me pilló, un par de veces. No fue gran cosa, un sirimiri que refrescaba más que molestaba.

Las fiestas de Vitoria, las de La Blanca, arrancan con el famoso descenso de Celedón, personaje que realmente existió y que era de Zalduondo. De ahí que en un parque le hayan levantado un monumento. Además, han puesto una placa en su casa natal.
Mientras hacía unas fotos del palacio de los Lazarraga, llegó un cicloturista jovencillo que se unió a otro que le estaba esperando. Me quedé con la duda de si este otro era chico o chica.

Zalduondo, monumento a Celedón
Zalduondo, monumento a Celedón (41kb)
Zalduondo, casa
Zalduondo, casa (31kb)
Zalduondo, palacio de Lazarraga
Zalduondo, palacio de Lazarraga (35kb)
Zalduondo, placa en la casa natal de Celedón
Zalduondo, placa en la casa natal de Celedón (29kb)
Zalduondo, casa natal de Celedón
Zalduondo, casa natal de Celedón (26kb)
Zalduondo, palacio de Andoin-Luzuriaga
Zalduondo, palacio de Andoin-Luzuriaga (30kb)

En los alrededores está la ermita de San Julián de Aistra. Como no recordaba que hay carretera hasta cerca de la misma, eché a andar desde el pueblo. A las nubes les dio por hacer un hueco, calentó el sol y llegué sudando.

Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa (29kb)
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa, canecillos
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa, canecillos (26kb)
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa, ventana
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa, ventana (36kb)
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa, interior
Zalduondo, ermita de San Julián y Santa Basilisa, interior (16kb)

Según la Wikipedia,

Se cree que Aistra, situada a caballo de los actuales términos municipales de Zalduondo y Asparrena (Araia), fue una aldea fundada durante los años oscuros que siguieron a la caída del Imperio Romano y la Alta Edad Media. Recientes excavaciones arqueológicas han encontrado restos de una aldea de los siglos VI y VII d. C., siendo considerado por los arqueólogos "el pueblo medieval más antiguo del Norte peninsular". Junto a estos restos se han encontrado algunos que datan del neolítico, otros de época romana, así como testimonios del paso de la Ruta Jacobea por el lugar siglos después.

En el siglo X se construye en Aistra la iglesia de San Julián y Santa Basilisa, que es la única edificación, convertida en Ermita de San Julián de Aistra, que se ha conservado hasta nuestros días.

Pues eso, un lugar al que hay que ir.

Zalduondo
Zalduondo (26kb)

De vuelta al pueblo, un rudimentario letrero señalaba la ubicación de un puente, un molino, una fuente y un lavadero. Efectivamente, los cuatro elementos estaban a unos 200 m, tal y como ponía.

Zalduondo, puente Txaroste
Zalduondo, puente Txaroste (37kb)

Por la misma página de la Wikipedia, supe después que una casa blasonada que está junto a todo lo anterior es el palacio de Andoin-Luzuriaga, residencia del escritor José Irazu Garmendia, más conocido por el seudónimo de Bernardo Atxaga.

Zalduondo desde Galarreta
Zalduondo desde Galarreta (17kb)

De la iglesia de Galarreta sólo queda en pie una torre y una capilla. Eso sí, el pueblo cuenta con un Paintball para que el personal se desahogue.

Galarreta, iglesia
Galarreta, iglesia (24kb)

Además de jugar con la lluvia al corre que te pillo, adelanté y me adelantó una furgoneta-tienda. La había visto llegar a Zalduondo y luego coincidí con ella en Narbaiza, Aspuru...

Entre Galarreta y Gordoa
Entre Galarreta y Gordoa (22kb)
Gordoa
Gordoa (21kb)
Arriola
Arriola (23kb)
Narbaiza, casa
Narbaiza, casa (26kb)
Barria
Barria (20kb)
Entre Aspuru y Larrea, burros
Entre Aspuru y Larrea, burros (24kb)

Al llegar a Larrea, se me encendió una bombilla, como si me sonara que en ese pueblo hay alguna torre o similar. Junto a una estela dedicada por Euskaltzaindia a Juan Pérez de Lazarraga, un panel informaba, entre otras cosas, de la existencia de la torre que lleva su nombre.
Tras preguntar a varias personas y meterme por un par de carreteras locales, resultó que el acceso está junto a la estela de marras, a pesar de que puede parecer que conduce al garaje de una casa que hay al lado.
Muy chulo el conjunto del palacio Lazarraga. Y guapa y maja una rubia que vive enfrente.

Larrea, torre de Lazarraga o caserío El Bolo
Larrea, torre de Lazarraga o caserío El Bolo (30kb)

En Ozaeta pretendía aclarar el nombre de un palacio y la situación de otro, tras haber pasado por allí unos días antes y no haber averiguado eso después, mirando en internet.
Me dijeron que el que tiene unas torres redondas en las esquinas es el palacio de Isasmendi.
¿Y el de Arrieta?
Me mandaron al Ayuntamiento, por estar este ubicado, precisamente, en dicho palacio. Por fuera, el edificio parece reciente, hasta que se llega a la entrada y se ven los escudos.
Para entonces, un hermoso arcoiris decoraba el cielo. Entre eso y un repentino cruce de cables, se me fue el santo al cielo y no recordaba si me habían dicho que el palacio de las torres era el de Arrieta o el de Isasmendi.

En el Ayuntamiento, una mujer no sabía cuál era aquel. Miró por internet y no solucionó nada. Salí, y una mujer que estaba con otra a la que había preguntado antes (y otra más) dijo que era el de Arrieta.
Volví a entrar para informar del descubrimiento a la de adentro. Salí de nuevo y las mujeres me esperaban con novedades. No es el palacio de Arrieta sino el de Iduya, aunque en él vivieron los Arrieta.
Vuelta a entrar, para notificar la buena nueva, y la del ayuntamiento que se lleva las manos a la cabeza, que claro que era el de Iduya, que a ver dónde tenía ella la cabeza.
Y vuelta a salir, pero no hubo contraorden y di el asunto por cerrado.

Ozaeta, palacio de Iduya
Ozaeta, palacio de Iduya (27kb)

Al igual que en la anterior excursión, me acerqué al parque de Garaio, algo más animado de visitantes que entonces.

Garayo
Garayo (21kb)

Volví a dejar para mejor ocasión la visita al parque ornitológico de Mendijur y puse rumbo a Vitoria para dar por terminada la excursión.

Cerca de Matauco
Cerca de Matauco (19kb)
[subir]