índice
Peñacerrada - Labastida - Haro - Santo Domingo - Nájera - Briones - Peñacerrrada
12-08-2013
(mapa)
(mapa) (84kb)

En una excursión anterior, a primeros de mes, me quedé sin ver Labastida por falta de tiempo, así que esta vez fue lo primero que vi.

Cerca de Peñacerrada
Cerca de Peñacerrada (30kb)

Releyendo los comentarios de la altimetría del puerto de Rivas de Tereso, me enteré de que lo que hay tras una valla junto a la carretera del puerto, en la vertiente de Peñacerrada, es un yacimiento de ámbar (Zona paleontológica del yacimiento I de Peñacerrada-Urizaharra - Bien de Interés Cultural de la Comunidad Autónoma vasca - Prohibido el paso). En el Museo de Ciencias Naturales de Vitoria-Gasteiz hay expuestas diversas piezas de ámbar, algunas de ellas con bichito dentro.

Puerto de Rivas de Tereso, yacimiento de ámbar
Puerto de Rivas de Tereso, yacimiento de ámbar (29kb)

Se me ocurrió entrar un momento en Rivas de Tereso, lo que me sirvió para comprobar que allí mandan los gatos y, en menor medida, los perros.

Rioja Alavesa desde el puerto de Rivas de Tereso
Rioja Alavesa desde el puerto de Rivas de Tereso (27kb)
Rivas de Tereso, fuente y Bodega de Baco
Rivas de Tereso, fuente y Bodega de Baco (27kb)

Continuando con el descenso del puerto, sentí un intenso dolor en el hombro derecho. Se ve que había chocado con algún insecto, pero no había notado el golpe. La hinchazón en la zona me duró varios días y la marca, varias semanas.

Cerca de Labastida, una señal con el nombre de Marrate y un dibujo. No parecía de una bodega, ¿qué sería?
Se trata de un lagar rupestre, con un panel que informa de cómo se utilizaba. Interesante.

Labastida, lagar rupestre de Marrate
Labastida, lagar rupestre de Marrate (47kb)

Apenas un minuto más de pedaleo y vuelta a parar. Había un objeto en medio de la carretera. ¿Qué hacía allí un sombrero de paja? ¿Estarían en fiestas?
Por de pronto, consideré al sombrero como botín de guerra y lo sujeté bajo el sillín.

Y sí, estaban en fiestas. Además, al ser lunes estaba cerrada la Oficina de Turismo, en cuyo exterior habían dejado un montón de ejemplares del programa de fiestas. Habría estado bien que hubieran dejado también algunos planos del pueblo, que cuenta con "el mayor número de casas solariegas blasonadas de piedra de sillería de Rioja Alavesa". Es cosa de ver.

Labastida, Ayuntamiento
Labastida, Ayuntamiento (31kb)
Labastida, palacio de los Salazar, Casa de Cultura
Labastida, palacio de los Salazar, Casa de Cultura (36kb)
Labastida, calle Mayor, portal
Labastida, calle Mayor, portal (28kb)
Labastida, calle Mayor
Labastida, calle Mayor (29kb)
Labastida, calle Mayor, portal
Labastida, calle Mayor, portal (25kb)
Labastida, arco de Larrazuria y casas blasonadas
Labastida, arco de Larrazuria y casas blasonadas (32kb)
Labastida, ermita del Santo Cristo
Labastida, ermita del Santo Cristo (43kb)
Labastida, casas blasonadas
Labastida, casas blasonadas (36kb)

Un trenecito turístico andaba dando vueltas, lleno de gente.

Tras subir a la ermita del Santo Cristo y terminar de recorrer la calle Mayor, empecé a preguntar por la casa de Manuel Quintano, "introductor en España en el siglo XVIII de las técnicas enológicas bordelesas".
Una mujer me orientó hacia un extremo del pueblo; otra, hacia el opuesto. Al final, eran mayoría los que apuntaban a las cercanías del Arco de Larrazuria. Había leído que la casa está en la calle Mayor, pero no es así. Funciona como casa rural y un par de mujeres que estaban en su jardín me confirmaron que era aquella.

Labastida, casa de Manuel Quintano
Labastida, casa de Manuel Quintano (37kb)

Unos kilómetros después, en cuanto subí al centro de Haro, me di cuenta de que aquello tenía más aire de ciudad que de pueblo (ya lo sabía) y de que el trazado de las calles resultaba un tanto lioso a la hora de encontrar lo que buscaba. Con el plano artesanal que había elaborado no me aclaraba. La Oficina de Turismo estaba cerrada, pero conseguí un plano en el Ayuntamiento. Menos mal.

Dejé candada la bici y me interné en la zona de La Herradura.
Poco a poco, fui localizando los palacios y demás edificios reseñables (bastante llamativos, por cierto, por aquello de ser barrocos), al tiempo que iba encontrando bastantes de las, al parecer, muchas esculturas de bronce que también hay.
En algún que otro sitio, resultaba un tanto brusco el cambio de nivel al pasar de una calle "normal" a otra cercana, de ambiente más degradado.

Haro, iglesia de Santo Tomás
Haro, iglesia de Santo Tomás (32kb)
Haro, graffiti
Haro, graffiti (32kb)
Haro, plaza San Martín
Haro, plaza San Martín (41kb)
Haro, palacio de los Condes de Haro
Haro, palacio de los Condes de Haro (39kb)
Haro, escultura de zapatero
Haro, escultura de zapatero (36kb)
Haro, palacio de Tejada
Haro, palacio de Tejada (41kb)
Haro, palacio de la Plaza de la Cruz
Haro, palacio de la Plaza de la Cruz (36kb)
Haro, plaza de la Paz, Ayuntamiento y quiosco
Haro, plaza de la Paz, Ayuntamiento y quiosco (33kb)
Haro, palacio de las Sevillanas y Museo del Torreón
Haro, palacio de las Sevillanas y Museo del Torreón (29kb)

En la calle Travesía de Colón, un antiguo "Despacho central" de Renfe. A saber qué hubo allí.

Haro, antiguo despacho central de Renfe
Haro, antiguo despacho central de Renfe (31kb)

Dejé para el final la atalaya. No figura en el plano, pero quedaba cerca de donde pregunté por ella. Se había nublado y soplaba bastante viento...

Haro, vistas desde la atalaya
Haro, vistas desde la atalaya (23kb)

Si vuelvo otro día, seguramente me parecerá que es mucho más fácil orientarse y moverse por el centro de lo que me pareció ese día, pero el caso es que se me fue mucho tiempo dando vueltas. Volví a atravesar el puente sobre el río Tirón casi dos horas después de haberlo hecho al llegar.

Tenía pocas cosas apuntadas para ver en Casalarreina, un par de palacios y el convento de la Piedad.
Los primeros a los que pregunté, una pareja, no eran de allí. El segundo sí, pero no estaba muy al tanto de los nombres de los palacios. En cambio, me sugirió que fuera a ver un puente que hay "siguiendo el río entre Anguciana y Cihuri". Era la primera vez que oía el nombre de este último pueblo, y el otro me sonaba de haberlo visto pintado en la carretera saliendo de Haro.
El siguiente al que interrogué se mostró todo voluntarioso, pero tampoco tenía idea de la ubicación de los palacios. El pobre hombre se disculpó varias veces y dijo que si le hubiera preguntado por restaurantes ya me habría sabido contestar.
No esperaba gran cosa del convento de la Piedad, así que me quedé patidifuso al ver lo grande que es.
Un trío sentado a la sombra (como casi todo el mundo) de un hermoso palacio me dijo que aquél era el de los Pobes. El de los Condestables estaba en estado ruinoso y se cayó parte de lo que quedaba en pie.

Casalarreina, ventana con reja
Casalarreina, ventana con reja (36kb)
Casalarreina, puente sobre el río Oja
Casalarreina, puente sobre el río Oja (29kb)
Casalarreina, convento de la Piedad
Casalarreina, convento de la Piedad (29kb)
Casalarreina, parque de la Florida
Casalarreina, parque de la Florida (41kb)
Casalarreina, palacio de los Pobes
Casalarreina, palacio de los Pobes (25kb)

De Casalarreina a Santo Domingo de la Calzada es todo llano y recto, recto y llano.

En Santo Domingo empecé a desempolvar recuerdos de cuando pasé haciendo el Camino.
Recorrí la ciudad sin dejarme nada por ver. Me dio la impresión de que la mayoría de los peregrinos que vi eran extranjeros.
En la plaza Mayor habían instalado un graderío, había un carro, unos altavoces...

Santo Domingo, Plaza Mayor
Santo Domingo, Plaza Mayor (40kb)
Santo Domingo, Edificio del Corregimiento
Santo Domingo, Edificio del Corregimiento (33kb)
Santo Domingo, Monumento al Peregrino
Santo Domingo, Monumento al Peregrino (35kb)
Santo Domingo, puente de Santo Domingo
Santo Domingo, puente de Santo Domingo (25kb)
Santo Domingo, Murallas
Santo Domingo, Murallas (22kb)
Santo Domingo, casa blasonada
Santo Domingo, casa blasonada (37kb)
Santo Domingo, Casa Trastamara
Santo Domingo, Casa Trastamara (36kb)
Santo Domingo, Parador de Turismo
Santo Domingo, Parador de Turismo (27kb)
Santo Domingo, Casa Menéndez de Lara
Santo Domingo, Casa Menéndez de Lara (34kb)
Santo Domingo, Casa Lorenzo de Tejada
Santo Domingo, Casa Lorenzo de Tejada (41kb)

Saliendo, pregunté a un cicloturista por la carretera de Nájera y me la indicó, sólo que al poco me topé con la autovía. Me extrañó que no me lo hubiera advertido, así que pregunté en una zona industrial por si la cosa tenía truco. Me dijeron que podía ir por la autovía durante ese tramo. Se ve que la están construyendo. Al cabo de un rato se convirtió en carretera normal.

Me desvié para entrar un momento en Azofra y ver la piedra, procedente de la catedral alemana de Colonia, que hay en el exterior de su albergue de peregrinos.
Lo gracioso es que en aquella mi única experiencia jacobea estuve un rato sentado junto a dicho albergue; pero, como entonces no sabía o no recordaba lo de la piedra, no me fijé en ella.
Esta vez ni siquiera recordaba dónde quedaba el albergue. Pregunté a un señor mayor, en una casa cercana a la iglesia, y a las primeras de cambio se llevó un dedo a la oreja, indicando que oía mal.

-¿Sabe dónde está el albergue que...?
-¿Alegre?

Salió en su (nuestro) auxilio una mujer rubia a la que tomé por su hija, pero tenía acento extranjero. Lo de la piedra le sonaba a chino, pero me acompañó al albergue.
Bueno, ya éramos dos en busca de la piedra.
Resulta que ahora tienen en Azofra un albergue grande y nuevo. Le dije a mi acompañante que no, que teníamos que buscar el albergue antiguo. Como ella llevaba dos años allí, no sabía nada, se ve que el nuevo lleva más tiempo en funcionamiento. La mujer era rumana y dijo entender bastantes idiomas, pero a la hora de hablarlos se liaba. Llegando a la casa de la que había salido, entró en una tienda para pedir ayuda. La tendera se unió a la comitiva (ya éramos tres, controlábamos la calle que daba gusto) durante unos metros, hasta que vieron junto al antiguo albergue a otra mujer, en cuyas manos me dejaron explicándole que yo quería ver "la piedra de Herbert". Es que lo pusieron en marcha unos alemanes (el tal Herbert y... no apunté el nombre de la mujer), de ahí lo de la piedra traída de Colonia, aunque ya no se utilizan esas instalaciones, salvo en casos extremos en que se llena el nuevo albergue.

Azofra, casa blasonada, hotel
Azofra, casa blasonada, hotel (33kb)
Azofra, antiguo albergue de peregrinos
Azofra, antiguo albergue de peregrinos (38kb)

Al irme, pregunté por si había alguna carretera secundaria hasta Nájera y sonó la flauta, por lo que pude llegar contemplando el paisaje y viendo cómo caían unas gotas, sin más.

No estuve mucho tiempo, lo justo para coger agua, ver por fuera el Monasterio de Santa María la Real (lo vi por dentro como peregrino) y cruzar un par de puentes sobre el Najerilla.

Nájera, segundo callejón de San Miguel
Nájera, segundo callejón de San Miguel (31kb)
Nájera, Santa María la Real
Nájera, Santa María la Real (28kb)
Nájera, Santa María la Real
Nájera, Santa María la Real (26kb)
Nájera, casa blasonada
Nájera, casa blasonada (24kb)

Me despedí pronto de la N-120 y tiré hacia el norte, con el viento buscando protagonismo.
En Hormilla, pregunté a una chica por algo que a distancia parecía un torreón (de un espectacular castillo, por ejemplo). Contestó que eran unos depósitos...

Hormilla
Hormilla (22kb)

El recorrido hasta Briones fue bastante solitario. Llegando, se puso a llover, pero como sin ganas, en plan sirimiri.
El casco urbano, al menos la parte amurallada, está en un alto. Me puse a hacer fotos junto al Torreón, esforzándome por que no salieran movidas por culpa del viento. Hay unas vistas amplias.

Briones, ermita de la Concepción
Briones, ermita de la Concepción (20kb)
Briones
Briones (18kb)
Briones, vistas desde las Cercas del Torreón
Briones, vistas desde las Cercas del Torreón (21kb)
Briones, calle Cercas del Torreón
Briones, calle Cercas del Torreón (40kb)

Aterricé en la plaza Mayor, interrogué a la boticaria, que estaba a la puerta de su establecimiento, y me puso al corriente de todo lo que quería ver y de alguna cosa más, como que en la plaza está la casa más antigua de La Rioja.
Me gustó mucho el pueblo. Recorrí el contorno de su parte antigua, subí a la torre que queda del castillo árabe y callejeé admirando sus casonas.
Me fui sin saber qué origen tiene una pintada ("W IL DUCE") en la fachada de la casa Abadía que da a la calle Mayor y, error clamoroso, se me había olvidado que la farmacéutica me había dicho que se podía ver el interior de la botica vieja, también en la plaza.
Bueno, así tenía que volver.

Briones, calle La Rioja, casona de los Gadea
Briones, calle La Rioja, casona de los Gadea (34kb)
Briones, torre de la iglesia
Briones, torre de la iglesia (20kb)
Briones, calle San Juan, casa de los Díaz-Lizana
Briones, calle San Juan, casa de los Díaz-Lizana (28kb)
Briones, casa más antigua de La Rioja
Briones, casa más antigua de La Rioja (30kb)
Briones, casona de los Quincoces
Briones, casona de los Quincoces (33kb)
Briones, puerta en la muralla
Briones, puerta en la muralla (33kb)
Briones, iglesia y muralla
Briones, iglesia y muralla (30kb)
Briones, castillo árabe, torre del Homenaje
Briones, castillo árabe, torre del Homenaje (25kb)
Briones, vistas desde el castillo árabe
Briones, vistas desde el castillo árabe (24kb)
Briones, calle Mayor, inscripción
Briones, calle Mayor, inscripción (29kb)
Briones, palacio de los Marqueses de San Nicolás, Ayuntamiento
Briones, palacio de los Marqueses de San Nicolás, Ayuntamiento (37kb)

Por San Vicente de la Sonsierra me dirigí a Rivas de Tereso y a su puerto, en el que se repitió la historia del viento de la excursión anterior. No sé si soplaba con algo menos de intensidad o que ya me había acostumbrado, el caso es que me amargué menos esta vez.

San Vicente de la Sonsierra desde el puente
San Vicente de la Sonsierra desde el puente (20kb)
San Vicente de la Sonsierra, puente medieval
San Vicente de la Sonsierra, puente medieval (24kb)
Briones desde San Vicente de la Sonsierra
Briones desde San Vicente de la Sonsierra (19kb)
Entre San Vicente de la Sonsierra y Rivas de Tereso
Entre San Vicente de la Sonsierra y Rivas de Tereso (17kb)
Rivas de Tereso
Rivas de Tereso (24kb)

Lo malo fue que oscureció antes de lo debido por estar tan nublado. Entre eso y que había vuelto el sirimiri bajé despacio a Peñacerrada sin haber visto ni un coche desde San Vicente de la Sonsierra.

[subir]