índice
Vitoria - Treviño - Portilla - Vitoria
03-06-2013
(mapa)
(mapa) (135kb)

Una vuelta por Treviño e inmediaciones con intención de ver alguna que otra iglesia románica y con la pretensión de visitar el castillo de Portilla.

Por de pronto, tras el amistoso puerto de Vitoria, en el que me crucé con unos cuantos cicloturistas, paré un momento en San Vicentejo para volver a ver de cerca su afamada iglesia.

San Vicentejo
San Vicentejo (30kb)
San Vicentejo, iglesia, detalle
San Vicentejo, iglesia, detalle (24kb)
San Vicentejo, iglesia
San Vicentejo, iglesia (20kb)

Otro tanto hice en Uzquiano para, al cabo de un rato, presentarme en Saraso precedido por cuatro moteros que parecieron confusos al llegar al pueblo y tiraron por un camino de parcelaria.
Este pueblo, Saraso, debería estar hermanado con Sarasa (entre Irurtzun y Pamplona). Mejor aún, ambos pueblos deberían estar casados para poder producir en cadena sarasitos y sarasitas, y repartirlos por todo el globo terráqueo.
Junto a la iglesia hay lo que parece una piscina un tanto rústica. La pega es que tiene al lado el cementerio...

Llegando a Saraso, moteros
Llegando a Saraso, moteros (18kb)
Saraso, iglesia
Saraso, iglesia (29kb)
Saraso, casa
Saraso, casa (23kb)
Saraso, casa
Saraso, casa (27kb)

Cuesta arriba, cuesta abajo, llegué a San Martín de Zar, pueblo del que tenía buen recuerdo. Tras subir a la parte más alta, después anduve mirando por si veía a alguien a quien preguntar por un edificio que hay junto a la iglesia, pero no vi a nadie.

Armentia desde un alto
Armentia desde un alto (18kb)
San Martín de Zar, iglesia
San Martín de Zar, iglesia (53kb)
San Martín de Zar, detalle del ábside
San Martín de Zar, detalle del ábside (32kb)

Estaba por irme cuando llegó un lugareño. Preguntado, contestó que era la escuela (ya no funciona como tal), construida durante la República. No es que antes no hubiera escuela en el pueblo, sino que la que había estaba pegada a la iglesia, así que la tiraron para construir esta otra, convenientemente separada del edificio religioso, aunque sólo fuera por unos metros. Dijo que en una pared de la iglesia se observa una línea blanca (no me había fijado), que es hasta donde llegaba la escuela desaparecida.
El hombre no tenía muy claro que él llegara a ver la anexión del Condado de Treviño por parte del País Vasco. Esperaba que ese hecho se diera, pero no se hacía ilusiones.

San Martín de Zar, junto a las antiguas escuelas
San Martín de Zar, junto a las antiguas escuelas (47kb)
San Martín de Zar
San Martín de Zar (33kb)

Estaba por irme cuando me fijé en un pequeño jardín que parecía cuidado e interesante y en el que sorprendí a una parejita besándose. Se trataba de dos niños pequeños que no fueron capaces de decirme ni cómo se llamaban ni cuántos años tenían, y no por el apuro de verse descubiertos, sino porque eran dos simpáticas estatuas.
Qué bien lo pasé oliendo alguna planta y descubriendo pájaros, un gran sapo, una mantis de madera y otros elementos que quien sea ha colocado con tanto acierto. La casa junto a la que está muestra el nombre en un lateral: "Subijana. Se renovó 1972".

San Martín de Zar, casa Subijana
San Martín de Zar, casa Subijana (42kb)
San Martín de Zar, jardín de la casa Subijana
San Martín de Zar, jardín de la casa Subijana (63kb)
San Martín de Zar, jardín de la casa Subijana
San Martín de Zar, jardín de la casa Subijana (55kb)
San Martín de Zar, jardín de la casa Subijana
San Martín de Zar, jardín de la casa Subijana (68kb)

Estaba por irme cuando vi el lavadero, junto a la carretera, con unos peces en el agua y una fotografía de los años 60 en la que se ve a varias mujeres lavando ropa (y hablando, claro).

San Martín de Zar, lavadero
San Martín de Zar, lavadero (44kb)

Estaba por irme cuando, al volver a ver el mapa casero que había confeccionado para la excursión, me percaté de que no había indicado en él la ubicación de Portilla. En fin...

En vista de que no ocurría nada más, acabé por marcharme.

San Martín de Zar
San Martín de Zar (20kb)

No pensaba detenerme en Taravero. ¿Para qué? Sin embargo, me fijé en una casa con pinta interesante, paré y lo que iba a ser una parada fugaz se convirtió en un agradable rato paseando por la calle del pueblo. Como no vi a nadie no pude averiguar el porqué de la doble numeración de las casas.

Taravero, puerta
Taravero, puerta (38kb)
Taravero, casa
Taravero, casa (34kb)
Taravero, lavadero
Taravero, lavadero (30kb)
Taravero
Taravero (27kb)

La sorpresa de Taravero me llevó a dar también una vuelta por Villanueva de Tobera, y valió la pena.

Poco después de Taravero
Poco después de Taravero (24kb)
Poco después de Taravero
Poco después de Taravero (24kb)
Villanueva de Tobera
Villanueva de Tobera (26kb)
Villanueva de Tobera, casa
Villanueva de Tobera, casa (38kb)

De Santurde subí a Tobera en busca de su iglesia, que no parecía gran cosa, aparte de contener una estremecedora pintada en un lateral: "Hola somos lo los sunormales de beran".
También había cerca, junto a una fuente, un pequeño monumento con un extraño artefacto y el siguiente texto:

Al golpe de ariete
En homenaje a todos los que con su esfuerzo hicieron entrañable este pueblo.
Tobera, 12 de octubre de 1992
Tobera, monumento y fuente
Tobera, monumento y fuente (55kb)
Tobera
Tobera (20kb)

Vi a quien preguntar y al poco me enteré de que el chisme sirvió durante bastante tiempo, cuando no había electricidad, para subir agua al pueblo.
Ya puestos, el hombre me dijo que la iglesia que andaba buscando era una que se veía al otro lado de la carretera, más cerca de Santurde que de donde estábamos, y en la que me había fijado un momento antes. Me confirmó que, pese a las apariencias, aquello pertenece a Tobera y no a Santurde, adonde volví a continuación en busca del camino de parcelaria que se veía a distancia y que acabé cogiendo desde la carretera.

Santurde, soportal
Santurde, soportal (25kb)

Pie a tierra y para arriba, mientras al sol le daba por asomar durante un rato más o menos largo.

Junto a la iglesia, un panel informa de que aquello, Santa María de Tobera, estuvo habitado hasta mediados del pasado siglo, cuando murió la última mohicana.
Tal y como me había dicho el hombre de Tobera, se puede ver el interior de la iglesia gracias a que han dejado una abertura, a la derecha de la entrada principal, por la que uno acaba introduciéndose en una especia de jaula de escasa profundidad. Algo así como lo que hicieron en la iglesia de Ribera (en Valdegobía), pero en pequeño.

Santurde desde Santa María de Tobera
Santurde desde Santa María de Tobera (20kb)
Santa María de Tobera, iglesia, interior
Santa María de Tobera, iglesia, interior (22kb)
Santa María de Tobera, detalle del ábside de la iglesia
Santa María de Tobera, detalle del ábside de la iglesia (29kb)
Santa María de Tobera, iglesia
Santa María de Tobera, iglesia (20kb)

Otra cosa de la que me había informado el de Tobera era cómo llegar a Portilla: tenía que continuar hasta Berantevilla, a cuya entrada vería el desvío.
Dicho y hecho, al rato comenzaba los tres kilómetros de subida a Portilla, la mitad de los cuales me parecieron bastante serios. Como durante la ascensión no me crucé ni me adelantó (ni adelanté a) ningún vehículo, casi me pareció normal que el pequeño pueblo pareciera desierto.
El castillo (es el que aparece en el escudo de Álava) no se veía por ningún lado, aunque la senda que conduce a él está señalizada.

Portilla, calle La Fuente
Portilla, calle La Fuente (31kb)

Eché a andar sin hacerme muchas ilusiones de llegar a lo que queda de la torre principal. Las notas que tomé en su momento, pensando que algún día iría a ver aquello, hablaban de "senda aérea", "terraza aéra" , "sencilla trepada" y cosas por el estilo.
La primera visión que tuve de las murallas del antiguo poblado, por un lado, y de las ruinas del castillo en sí, por otro, me dejaron bastante impactado. ¿Es posible subir hasta ahí arriba?

Camino del castillo de Portilla
Camino del castillo de Portilla (37kb)

Por de pronto, la visita al interior del recinto amurallado del poblado no entraña ninguna dificultad, así que a eso me dediqué. Desde allí se tiene otra perspectiva del castillo, que se presenta tan inaccesible como en la primera impresión, sólo que un poco menos.

Portilla y Berantevilla desde el poblado
Portilla y Berantevilla desde el poblado (27kb)
Castillo de Portilla desde el poblado
Castillo de Portilla desde el poblado (43kb)

Vuelta a la senda, que va rodeando aquello "por detrás", hasta que aparece un senderillo que apunta hacia arriba y que conduce al pie de las murallas, junto a la roca sobre la que aquellas se levantan.

Camino del castillo de Portilla
Camino del castillo de Portilla (62kb)

El estrecho camino sigue adelante, ahora rodeando el castillo por el lado que da al poblado, que no se ve por culpa de la vegetación.
Ahora bien, conviene agradecer a esa misma vegetación su presencia, porque resultaría vertiginoso caminar por allí en caso de no haberla.
Una primera incursión a la parte alta me dejó junto a la torre principal, a la que no me atreví a subir porque no vi nada claro cómo iba a trepar por los algo más de dos metros que me separaban de su entrada. Me acordé de lo de "una sencilla trepada" con cierta frustración.
Retomé el senderillo, que seguía empeñado en rodear el conjunto, y por el que llegué al lado opuesto de la misma torre. Allí sí que me pareció factible la trepada y enseguida me planté en la torre, más feliz que ni sé.

Poblado de Portilla desde el castillo
Poblado de Portilla desde el castillo (33kb)
Castillo de Portilla, vistas
Castillo de Portilla, vistas (27kb)
Castillo de Portilla, torre central
Castillo de Portilla, torre central (21kb)
Castillo de Portilla, torre oriental desde la central
Castillo de Portilla, torre oriental desde la central (30kb)
Castillo de Portilla, en la torre central
Castillo de Portilla, en la torre central (29kb)
Castillo de Portilla, aljibe
Castillo de Portilla, aljibe (52kb)

Me tomé un poco de tiempo para disfrutar del lugar y bajé con cuidado.

Castillo de Portilla, muralla
Castillo de Portilla, muralla (31kb)
Castillo de Portilla, torres
Castillo de Portilla, torres (36kb)
Castillo de Portilla
Castillo de Portilla (46kb)
Murallas del antiguo poblado de Portilla
Murallas del antiguo poblado de Portilla (57kb)

De nuevo en Portilla, me quedé sin ver a nadie y seguí así hasta terminar casi el descenso, cuando me crucé con una pareja que subía a pie.

Camino de Portilla desde el castillo
Camino de Portilla desde el castillo (45kb)
Portilla
Portilla (25kb)
Portilla
Portilla (19kb)

Ya que estaba allí, di una vuelta por Berantevilla antes de emprender el regreso, con viento en contra.

Berantevilla, Casa de los Zamudio
Berantevilla, Casa de los Zamudio (38kb)
Berantevilla, casa blasonada
Berantevilla, casa blasonada (23kb)
Berantevilla, calle
Berantevilla, calle (38kb)
Berantevilla, iglesia y plaza
Berantevilla, iglesia y plaza (18kb)

Al llegar a Treviño, se me fue el santo al cielo al hacer una foto y me pasé el desvío hacia Vitoria por Zaldiaran. Me di cuenta al cabo de un par de kilómetros que desanduve enfadado. Ya había descartado visitar en condiciones el pueblo para no acabar mal de tiempo y perdí ese rato por el despiste.

Treviño
Treviño (27kb)

No recordaba que esa carretera se dedica a subir casi todo el tiempo y se me hizo larga la ascensión a Zaldiaran, que es de lo más asequible por cualquiera de sus dos vertientes. Seguramente por eso, me crucé con cantidad de cicloturistas mientras me encaminaba hacia Vitoria.

Treviño, embalse
Treviño, embalse (22kb)
[subir]