índice
Vitoria - Salinas de Léniz - Eskoriatza - Vitoria
02-04-2012
(mapa)
(mapa) (92kb)

Salió un día nublado y fresco que estuvo a punto de hacerme dejar la excursión para mejor ocasión, pero acabó saliendo el sol y me animé a coger la bici.
Al tratarse en su mayor parte de un itinerario ya conocido, los alicientes no eran muchos: repetir visita al pueblo de Salinas de Léniz y a su santuario de Dorleta, y hacer lo propio con Eskoriatza, aunque añadiendo las ascensiones a tres barrios de dicha localidad que no conocía.

El bidegorri que lleva de Vitoria al embalse de Ullibarri-Gamboa es un lujo. La última vez que pasé por él tenía un tramo estropeado, justo llegando a Amarita, pero ahora ya estaba arreglado.

Amarita
Amarita (23kb)
Arroiabe
Arroiabe (23kb)

Así como en verano el entorno del embalse suele estar frecuentado por bastante gente, en estos comienzos de primavera estaba de lo más tranquilo.

Ullibarri-Gamboa
Ullibarri-Gamboa (12kb)
Ullibarri-Gamboa, crucero e iglesia
Ullibarri-Gamboa, crucero e iglesia (18kb)

Pasado Landa, tiré hacia Salinas en lugar de bajar, como otras veces, por Arlaban. La idea era ver el pueblo a la ida para poder subir el puerto sin paradas al volver. Así que eché de menos el placentero descenso de Arlaban, casi sin coches (la mayoría eligen la otra carretera para evitar a los camiones), y bajé rascándome imaginariamente la cabeza a la vista de las rampas que más tarde tendría que subir y aguantando el tráfico (sí, allí estaban los coches que no bajaban por Arlaban).

Encontré el pueblo semi desierto, seguramente por la hora, callejeé durante un rato y subí a Dorleta, adonde no iba desde 1998.

Salinas de Léniz
Salinas de Léniz (33kb)
Salinas de Léniz, puerta oeste
Salinas de Léniz, puerta oeste (39kb)
Salinas de Léniz, plaza Markole
Salinas de Léniz, plaza Markole (36kb)
Salinas de Léniz, fuente de los doce caños
Salinas de Léniz, fuente de los doce caños (32kb)
Salinas de Léniz, palacio Soran y puerta sur
Salinas de Léniz, palacio Soran y puerta sur (27kb)
Salinas de Léniz, santuario de Dorleta
Salinas de Léniz, santuario de Dorleta (36kb)

Paré poco allí, volví a Salinas y bajé en dirección Eskoriatza hasta Marulanda, donde cogí el desvío que conduce a Marin, el primero de los tres barrios que pretendía visitar.
Probablemente, aquello era más bucólico antes de la construcción de la AP-1, uno de cuyos elevados viaductos preside el paisaje. También, el recorrido habría sido más agradable sin el tráfico (tampoco mucho) de vehículos relacionados con otras obras, supongo que las del TAV, con las que imagino que estaba relacionado otro futuro viaducto del que de momento sólo están colocados los pilares.

Al llegar arriba, la carretera se bifurca para dirigirse a un par de caseríos que quedan prácticamente a la misma altura de donde me encontraba, así que opté por una decisión salomónica y me quedé un rato sentado en un banco contemplando el panorama.

Marulanda, caballos
Marulanda, caballos (32kb)
Marin
Marin (31kb)
Marin, viaducto y viaducto en construcción
Marin, viaducto y viaducto en construcción (25kb)

Vuelta a la carretera, pero enseguida volví a abandonarla para subir a Zarimutz. De nuevo, algún que otro camión amenizó el kilómetro de subida.

Zarimutz
Zarimutz (22kb)

Y vuelta a bajar, nueva aproximación a Eskoriatza y tercer y último desvío para acercarme a Mazmela, el más asequible de los tres barrios; pero tampoco me libré de los camiones, ni siquiera tras pasar junto a un acceso prohibido al personal ajeno a las obras, con su garita y su vigilante. Un tanto desagradable cruzarse con camiones que levantan nubes de polvo. Al final del recorrido, más obras: las de una casa que se encuentra junto a la iglesia. En fin...

Tras hacer las paces con la carretera principal tras tantas infidelidades, llegué a Eskoriatza. No vi o no me fijé en muchas más cosas de las ya vistas en ocasiones precedentes y pronto comencé el regreso a Vitoria.

Eskoriatza, casa Gastañadui
Eskoriatza, casa Gastañadui (26kb)
Eskoriatza, plaza y ayuntamiento
Eskoriatza, plaza y ayuntamiento (35kb)

No sé si es que la temperatura había subido, el caso es que iba algo sofocado cuando empecé a subir el puerto de Salinas o Gatzaga. Para ser corto está bien aprovechado, con sus rampones por aquí y por allá.
En un abrir y cerrar de ojos, me adelantó un cicloturista que iba a toda pastilla. No es que haga falta ir muy rápido para dejarme atrás, pero me sentó mal que no hubiera saludado, así que le dije (cosa que nunca hago) antes que se alejara demasiado:

-No cuesta nada saludar.

Un par de segundos de silencio de lo más escénico.

-¿Qué?
-Que no cuesta nada saludar al pasar (dicho con cierto deje o acento de asfixia).

Y se siguió alejando sin decir nada.
Se ve que el hombre iba sólo hasta el pueblo, no hasta el alto, y al cabo de unos pocos minutos lo vi bajar... y levantar un brazo a modo de saludo. Qué bien. Me sentí medio realizado al haber contribuido a la conversión de un pecador. Un ciclautista que iba por el mal camino recuperado para la causa del cicloturismo.

Como han puesto un semáforo para regular el tráfico que circunvala el núcleo urbano de Salinas de Léniz, me alegré al ver que estaba en rojo cuando me iba acercando y que se ponía en verde cuando estaba a punto de alcanzar al último de los coches que esperaban en la cola.
Evidentemente, para cuando llegué a la altura del semáforo éste había enrojecido de mala manera. Y me lo salté, claro.
La gracia del semáforo está en que, después de dejarlo atrás, los coches vienen en oleadas que se alternan con otras de tranquilidad, al menos en el sentido de la marcha. Con una de las segundas, las de tranquilidad, afronté la rampa más belicosa y un rato después me hacía, feliz y contento, la foto junto al cartel del puerto.

A partir de Landa me tomé con mucha calma el resto.

Bidegorri
Bidegorri (18kb)
Durana
Durana (16kb)

La emoción la puso un trueno a la altura de Durana. Efectivamente, el cielo amenazaba cualquier cosa menos que reapareciera el sol.
Llegué a casa cuando empezaba a llover.

[subir]