índice
Arkaia - Añua - Alegría - Itxogana - Estíbaliz
29-02-2012
(mapa)
(mapa) (85kb)

Un poco más y se acaba febrero sin haber hecho ninguna salida en todo el mes. Y eso es lo que hubiera pasado de no haber sido 2012 bisiesto.

Por de pronto, me acerqué a Arkaia, tan cerca de Vitoria que no había estado nunca, como podía ir en cualquier momento...
Un conocido, Luis, me comentó hace años que estuvo trabajando de voluntario en las excavaciones de unas ruinas romanas que se encuentran junto al mismo casco urbano del pueblo, y que cierto día encontró una moneda de oro "de Octavio". Al día siguiente, el responsable de aquello llevó champán para celebrarlo.
Tiempo después, Luis buscó la moneda en el Museo Arqueológico, pero o no estaba o no la vio.
Por lo que pone, las ruinas lo son de unas termas.

Arkaia, ruinas de las termas romanas
Arkaia, ruinas de las termas romanas (47kb)

Siguiente parada, Añua, para ver por fuera la iglesia y dar cuatro pasos por sus calles.

Añua, ábside de la iglesia
Añua, ábside de la iglesia (37kb)
Añua, iglesia
Añua, iglesia (45kb)

A continuación, Alegría/Dulantzi. Cruzando un paso elevado sobre las vías del tren y siguiendo por una pista se llega a la ermita de Nuestra Señora de Ayala (del siglo XIII), lo único que queda de ese pueblo, Ayala. De otros pueblos que hubo en las cercanías no ha quedado nada, salvo el nombre. Al parecer, el motivo de su desaparición se debió a la fundación de Alegría/Dulantzi, adonde decidieron trasladarse sus habitantes. La ermita se halla junto al Camino de Santiago.
Un hombre estaba sentado felizmente en un banco contemplando el paisaje. Hacía buen tiempo, primaveral.
A la ida había visto por delante a una chica con un bebé en su cochecito. A la vuelta, otra. Ésta, además, llevaba perro y manejaba un teléfono móvil. Me advirtió de que el perro acostumbraba a saltar cuando saludaba a la gente, pero algo raro debió de ver en mí que le hizo abstenerse.

Alegría, vías férreas
Alegría, vías férreas (41kb)
Alegría, ermita de Nuestra Señora de Ayala
Alegría, ermita de Nuestra Señora de Ayala (31kb)
Alegría, ermita de Nuestra Señora de Ayala
Alegría, ermita de Nuestra Señora de Ayala (35kb)

Di un paseo por el casco urbano. La Cuesta de la Fortaleza alude a la que hubo en la parte más alta del pueblo, ahora ocupada por el Ayuntamiento, la Casa de Cultura, la iglesia (con una espigada torre), el frontón y una amplia plaza. Cuando me iba, un grupo de jóvenes a los que había visto quietos parados al llegar se encontraban ahora en el frontón haciendo algo, primero formando un círculo, no sé de qué se trataba.
Antes de seguir, pregunté a un par de personas por la ubicación del Castro de Henaio, de la Edad de Hierro. El segundo al que pregunté era un señor mayor y, claro, sus socios se apuntaron a orientar al forastero ("hoy no funciona el teleférico", dijo uno).

Alegría, río
Alegría, río (45kb)
Alegría, plaza
Alegría, plaza (32kb)
Alegría, Ayuntamiento
Alegría, Ayuntamiento (28kb)

Me acerqué al cerro sobre el que se sitúa el castro y, antes que nada, vinieron a recibirme unas ovejas. Al ver que no les daba nada y que mi cara no les resultaba conocida, siguieron a lo suyo.
Contemplé el pueblo desde el alto, leí lo que ponía en los paneles informativos y, de paso, tomé un poco el sol, porque me quité la camisa del calor que hacía.
Al bajar, las ovejas habían entrado dentro de la zona del área de interpretación, que estaba cerrada y rodeada por una alambrada. A saber por dónde habían entrado. El caso es que en ese espacio hay unas chozas y la presencia de las ovejas le daba vida al conjunto. Parecía que en cualquier momento iba a aparecer algún personaje de la época en que aquello estuvo habitado.

Alegría desde el castro de Henaio
Alegría desde el castro de Henaio (18kb)
Alegría, castro de Henaio
Alegría, castro de Henaio (34kb)
Alegría, castro de Henaio
Alegría, castro de Henaio (29kb)
Alegría, castro de Henaio, área de interpretación
Alegría, castro de Henaio, área de interpretación (41kb)

Puse rumbo al puerto de Azazeta y, al comienzo del mismo, me encontré con la atípica escena de una pareja madura que hacía auto-stop para ir a Maeztu.
Dejé el coche en el alto y eché a andar hacia la ermita de San Vítor, a la que llegué por una cómoda -aunque algo embarrada- pista con restos de nieve en algún que otro punto.
Por allí andaba una pareja con pinta de haberse acercado a ese lugar por algo más que por motivos paisajísticos, religiosos, deportivos o artísticos... Los dejé tranquilos para ir a buscar la fuente de Mandio y, en las cercanías, un haya trasmocha de la que tenía noticias por haber leído una referencia hace años. No sé si la encontré. Si no era esa sí vi algunas otras.

Del puerto de Azazeta a la ermita de San Vítor
Del puerto de Azazeta a la ermita de San Vítor (74kb)
Del puerto de Azazeta a la ermita de San Vítor
Del puerto de Azazeta a la ermita de San Vítor (55kb)
Ermita de San Vítor
Ermita de San Vítor (37kb)
Fuente de Mandio
Fuente de Mandio (52kb)
Haya trasmocha
Haya trasmocha (67kb)
Ermita de San Vítor
Ermita de San Vítor (27kb)
De vuelta a la ermita, pregunté al hombre de la pareja si conocía la zona, por si sabía dónde se coge el camino para subir al Itxogana, que queda al lado. Sacó el móvil, se conectó al satélite de turno, en plan magia potagia, y en la pantalla apareció la ermita, el parque en el que nos encontrábamos y alguna que otra traza de camino en las cercanías. Mientras tanto, la chica esperaba, estornudaba (cosas del sol) y pensaba (supongo) que por qué no se largaría ya el pesado del excursionista (un servidor). Tras un rato de búsqueda y agradecido por la ayuda, me puse en marcha y, tras dar unos pocos pasos, me fijé en una señal de madera que rezaba "Subida a Itxogana". En fin...

Unos minutos después llegaba a la cima del citado monte. Las vistas habrían sido aún mejores si no hubiera sido por una ligera bruma que casi ocultaba Vitoria.
Me fijé en algo metálico que parecía un trípode, junto al vértice geodésico. Ponía "Soporte para el belén".
Un rato de contemplación antes de emprender el regreso al puerto sin pasar otra vez junto a la ermita...

De la ermita de San Vítor al Itxogana
De la ermita de San Vítor al Itxogana (71kb)
Itxogana y Kapildui al fondo
Itxogana y Kapildui al fondo (25kb)
Ermita de San Vítor y llanada desde Itxogana
Ermita de San Vítor y llanada desde Itxogana (24kb)
Itxogana, soporte para el belén
Itxogana, soporte para el belén (26kb)
De Itxogana al puerto de Azazeta
De Itxogana al puerto de Azazeta (67kb)
Azazeta
Azazeta (30kb)
De Itxogana al puerto de Azazeta
De Itxogana al puerto de Azazeta (69kb)

Al poco de haber comenzado la excursión y sobre la marcha, había incluido en el programa del día la visita a Argandoña por recordar que Félix Sáez de Eguílaz, de Zurbano, me dijo el año pasado que en dicho pueblo tenía otra de sus originales esculturas. La localicé cerca de la iglesia. Fechada en 2009, representa a un peregrino jacobeo y está dedicada al pueblo de Argandoña.

Argandoña, escultura de Félix Sáez de Eguílaz
Argandoña, escultura de Félix Sáez de Eguílaz (45kb)

Como me encontraba a poco más de un kilómetro de Estíbaliz, estaba claro qué iba a hacer a continuación. A esa hora no había nadie. En el interior de la iglesia hacía frío, según noté por el vaho del aliento, que no por la sensación, pues el día soleado me había provocado un exceso de calorías.
En visitas anteriores no me había fijado en los canecillos que adornan un edificio que hay al lado de la basílica.

Estíbaliz, escaleras
Estíbaliz, escaleras (55kb)
Estíbaliz
Estíbaliz (48kb)
Estíbaliz, monasterio
Estíbaliz, monasterio (42kb)
Estíbaliz
Estíbaliz (36kb)
Estíbaliz, pila bautismal
Estíbaliz, pila bautismal (27kb)
Estíbaliz, imagen de la Virgen
Estíbaliz, imagen de la Virgen (30kb)
Estíbaliz, interior
Estíbaliz, interior (16kb)
[subir]