índice
Suhescun - Heleta - Iholdy - Uhart Mixe - Pagola - Ostabat - Lantabat
15-08-2011
(mapa)
(mapa) (108kb)

Esta excursión la tenía preparada desde hacía meses, pero en lo que iba de año aún no había ido a Iparralde, así que seguía en lista de espera.

Dejé el coche al pie del col de Palombières, de modo que comencé a pedalear encontrándome con la corta pero fuerte pendiente por la que se pasa antes de enlazar con la carretera de Irisarri. Esa fue la primera de las muchas con las que me encontré a lo largo del día, pero a esas alturas yo todavía me planteaba la salida con bastante relajación.

Habían anunciado cielos algo cubiertos por la mañana y sol para la tarde, pero las nubes se mantuvieron en su sitio todo el día, amenazando tormenta, salvo algún momento puntual. Mejor así, porque hizo calor y no sé cuánto más habría hecho en caso de haber estado el ciejo despejado.

Comencé subiendo a Suhescun para ver un par de cosas, como un crucero y un roble centenario (se ve que son dos, pero sólo vi uno, junto al ayuntamiento), y regresé a la carretera para volver a parar al poco, al llegar a Irisarri. El edificio que fue hospital y, después de años abandonado, funcionaba como centro cultural, tenía aspecto de estar ahora sin actividad. De hecho, ya no está junto a la entrada la escultura de un hacha enorme.
Descubrí que hay duchas junto al frontón, en el que habían instalado unos elementos portátiles para disputar partidos de trinquete.
Pregunté en una panadería por un par de casas, la chica no sabía, fue a preguntar y salió una mujer que me dio las explicaciones pertinentes para encontrarlas.

Suhescun, roble
Suhescun, roble (42kb)
Irisarri, casa Ospitalea
Irisarri, casa Ospitalea (29kb)
Irisarri
Irisarri (22kb)
Irisarri, château de Mendi
Irisarri, château de Mendi (32kb)

Y llegué a Heleta. Tenía apuntadas varias cosas para ver, así que empecé preguntando por la que, viniendo por donde venía, debía de quedar más cerca: la capilla de Bixintxo (o de San Vicente). Ya me dijeron por dónde estaba, aunque después de seguir en una bifurcación por el lado equivocado, acabé volviendo a preguntar para evitar más pérdidas de tiempo. La capilla en cuestión no tiene mayor interés. Estaba cerrada, pero se podía ver sin problemas el interior. La gracia está en que se trata de uno de los primeros santuarios cristianos del País Vasco, cuya construcción original se sitúa allá por el siglo IV... Ha sido destruida (tanto por los elementos como por la mano del hombre) un montón de veces, para ser reconstruida después de todas y cada una de ellas. En las cercanías debe de quedar una fuente o manantial de aguas milagrosas, pero no di con ella. Por lo que ponía, de las costumbres y ritos que hubo antaño en torno a la capilla sólo se conservan un par de tradiciones.

Heleta, capilla de Bixintxo
Heleta, capilla de Bixintxo (51kb)
Heleta desde la capilla de Bixintxo
Heleta desde la capilla de Bixintxo (46kb)

Llegué al casco urbano de Heleta por la iglesia. Curiosamente, en lugar de llamarla en francés ("Sainte Marie"), el nombre aparecía en español: Santa María. En su interior, entre otros elementos, una imagen de Santiago peregrino.

Heleta, Santiago peregrino
Heleta, Santiago peregrino (15kb)

En la plaza estaban en fiestas. Una carpa, gente bebiendo... Pregunté por un par de casas, pronto di con quien me dijera por dónde quedan, localicé enseguida la primera y seguí en dirección a la segunda. La mujer que me había informado me había dicho que había que subir, pero la carretera bajaba... hasta que se puso a subir y lo hizo concentrando toda la subida en unos cientos de metros. El premio llegaba poco después con las inscripciones de la casa Heguagaraya y la charla con su dueño. Como dijo que creía que al final no llovería, me fui tranquilo.

Heleta, casa Bitirenea
Heleta, casa Bitirenea (31kb)
Heleta, casa Heguagaraya
Heleta, casa Heguagaraya (30kb)
Heleta
Heleta (18kb)

Media vuelta para volver al pueblo y seguir, tras hora y media en Heleta, hacia Armendarits. Cuando llegué, pasé de largo para ir a ver primero el palacio de Jauregia. Imponente, con sus cuatro torres, sigue cerrado y con pinta de estar abandonado. Andaba por allí un matrimonio. Pensé que eran simples turistas, pero habían hecho el viaje expresamente para ver aquello porque la mujer había estado de chavala en el palacio en unas colonias que organizaba un religioso, más de cuarenta años atrás. Si a mí me daba pena el estado del edificio, ella lo miraba, además, con tristeza y melancolía. Era la segunda vez que volvía. Realmente, es triste que una construcción como la de Jauregia esté como está. "Domage", como repetía la mujer.

Armendarits, Jauregia
Armendarits, Jauregia (30kb)
Armendarits, camino de Jauregia
Armendarits, camino de Jauregia (40kb)

De nuevo en Armendarits, una visita a la plaza y a sus casas con dinteles esculpidos. Coincidí con un cicloturista de San Sebastián (al preguntarle en francés si era francés o español contestó "basque"...) que andaba haciendo fotos. Por lo que comentó, le pasa como a mí, se pone a ver cosas allá por donde pasa y se le va el tiempo. Tenía previsto terminar la excursión en Ostabat, pero antes quería pasar por Jauregia, así que le expliqué cómo llegar, porque no está indicado.

Armendarits, casa Etxemendia
Armendarits, casa Etxemendia (32kb)

Siguiente parada, Iholdy. La única vez que había estado pasé sin parar por el pueblo y fui a ver el château de Olce. En esta ocasión vi lo que no vi entonces y repetí con la casa Elizabelar.

Iholdy, plaza
Iholdy, plaza (23kb)
Iholdy, casa Elizabelar
Iholdy, casa Elizabelar (25kb)
Iholdy
Iholdy (21kb)

Saliendo del pueblo, paré al ver un letrero del molino de Olce, pero no lo encontré. Lo que sí vi fue la ermita de Otxarti.

Iholdy, capilla de Otxarti
Iholdy, capilla de Otxarti (20kb)

Llegando a Behaune, vi algo más adelante al cicloturista donostiarra. Pregunté por la casa Mehatsecheberria: me la había pasado y tuve que retroceder para verla.

Para contemplar el castillo de Beyrie-sur-Joyeuse hay que subir hasta el pueblo. A pesar de estar en ruinas sus muros conservan bastante altura. Cogí agua, seguía haciendo calor.

Beyrie-sur-Joyeuse, castillo
Beyrie-sur-Joyeuse, castillo (30kb)

Pregunté a una señora mayor por una casa y se levantó con una agilidad sorprendente para señalármela. Junto a la casa, miraba y miraba y no veía una puerta con dintel adornado que debía de haber por algún lado. Al final, apareció la dueña, me hizo pasar al jardín y me la señaló. La mujer tenía un montón de figuritas, no ya de los típicos gnomos, sino de cantidad de animales y de todo lo imaginable. Resultaba simpático el conjunto.
Se mostró habladora y me contó una serie de cosas sobre el castillo, así como de un hospital que hay o había en Saint-Gladie (cerca de Sauveterre-de-Béarn), aunque la mayor parte de lo que dijo no lo entendí porque hablaba rápido.

Beyrie-sur-Joyeuse, casa
Beyrie-sur-Joyeuse, casa (34kb)

El puente medieval (tal vez romano) de Aintziburu está abajo y recordaba haberlo visto anteriormente, aunque aquella vez me quedé con la duda de si se trataba de él.

Beyrie-sur-Joyeuse, puente de Aintziburu
Beyrie-sur-Joyeuse, puente de Aintziburu (62kb)

En principio, a lo largo del día sólo iba a tener que subir oficialmente dos puertos, ambos a partir de Ostabat; sin embargo, los planes comenzaron a alterarse cuando cogí dirección Orsanco. La carretera se fue inclinando y llegué al pueblo un tanto sofocado. Una pareja estaba mirando con prismáticos a la lejanía.

Orsanco
Orsanco (19kb)

Fuerte descenso, nueva subida y bajé al barrio de Gibraltar. Cualquier ocasión es buena para volver a ver la estela que simboliza la unión de los caminos a Santiago. Si hubiera llegado unos minutos antes, seguramente habría coincidido con las dos peregrinas a las que adelanté poco después camino de Uhart-Mixe. Este pueblo cuenta con un château cuya visión desde el puente me gustó mucho.

Llegando al barrio de Gibraltar
Llegando al barrio de Gibraltar (23kb)
Estela de Gibraltar
Estela de Gibraltar (38kb)
De Gibraltar a Uhart-Mixe
De Gibraltar a Uhart-Mixe (24kb)
Uhart-Mixe, château
Uhart-Mixe, château (36kb)
Uhart-Mixe, iglesia
Uhart-Mixe, iglesia (25kb)

Llevaba años queriendo ir a Pagola. Temía que el recorrido hasta allí fuese poco digerible, pero resultó bastante llevadero y bonito. Medio pueblo pertenece a la Baja Navarra y el otro medio, a Zuberoa. Me dio la impresión de estar en un lugar de lo más remoto. Lo que no es impresión sino realidad es que se asienta en un terreno llano bastante amplio.

De Uhart-Mixe a Pagola
De Uhart-Mixe a Pagola (23kb)
Pagola, casas
Pagola, casas (30kb)
Pagola
Pagola (25kb)

Camino de Juxue, en las primeras bifurcaciones la carretera fue dejando sistemáticamente a un lado las alternativas en pendiente y me fui haciendo ilusiones. Lo bueno se acabó cuando, sin previo aviso, el cartelito de turno que indicaba Juxue apuntó a una cuesta bastante tremenda. Debieron de ser un par de kilómetros, pero me parecieron muy duros. Con un poco de suerte, puede que ese col no tenga ni nombre, pero es bastante bestiajo. El descenso, tres cuartos de lo mismo. Y vuelta a subir, aunque en un plan más llevadero, hasta el pueblo.

Col entre Pagola y Juxue
Col entre Pagola y Juxue (15kb)

Fui a coger agua a unos aseos detrás del frontón y vi que también hay una ducha. Increíble.
La iglesia conserva en un lateral la puerta reservada a los cagots con la fecha de 1663.
Pregunté a un par de mujeres por otras tantas casas fuertes. De una me dijeron que no la vería porque está dentro del bosque y la otra está llegando a la carretera de Saint-Palais, en la que aterricé en un punto distinto al que esperaba. Así me expliqué el no ver la casa y que los datos aportados por las mujeres no coincidieran con lo que había ido encontrando. Otro día la buscaré, pues mientras me dedicaba a ver cosas en los pueblos y a renegar en las cuestas el día había ido pasando y ya no me quedaba mucho tiempo disponible, pero sí varias cosas por visitar todavía.

Juxue desde Ostabat
Juxue desde Ostabat (21kb)

Di un paseo a pie por Ostabat hasta el barrio bajo, donde se sitúa la casa Ospitalia, actualmente albergue para peregrinos (y no peregrinos).
La de historia que tiene ese pueblo.

Ostabat
Ostabat (19kb)
Ostabat
Ostabat (22kb)
Ostabat, barrio de abajo
Ostabat, barrio de abajo (26kb)

Volviendo al barrio alto, una mujer estaba acariciando a varios de los numerosos gatos que había hacia la mitad de la calle. Estaban tan tranquilos, ni se inmutaron cuando pasé.
Un sencillo monumento alude, como la estela de Gibraltar, a la unión de las principales rutas del Camino de Santiago en Francia: la de Tours, la de Vézelay y la de Puy. Queda la de Arles, que entra en España por Somport.

Ostabat, monumento de los caminos a Santiago
Ostabat, monumento de los caminos a Santiago (42kb)

Mientras subía el col de Iparlatze divisé en varios momentos la casa fuerte de Latsaga, a las afueras de Ostabat.

Ostabat, casa Latsaga
Ostabat, casa Latsaga (39kb)

Desde el alto, unas hermosas vistas del valle de Lantabat.

Al pasar por Behaune unas horas antes había dejado sin buscar la casa Etcheversia por haber leído que se encuentra al comienzo de la subida a Iparlatze por aquel lado. Al bajar, me dispuse a localizarla y me alegré muy mucho de ver un pequeño cartel con su nombre que señalaba en dirección a un paseo entre muros bajos, al final del cual se encuentra la casa en cuestión, con su inscripción "Nunquam, retrorsùm!" (no retroceder nunca).

Lantabat, casa Etcheversia
Lantabat, casa Etcheversia (38kb)
Lantabat, casa Etcheversia, inscripción
Lantabat, casa Etcheversia, inscripción (26kb)

Entré en el barrio de Saint-Martin buscando a quién preguntar por un par de casas. Aparte de ellas, sólo me quedaba ver otra casa fuerte en el barrio de Saint-Étienne antes de volver al punto de partida.
Pregunté a una pareja que, con su hijo, estaba metiendo en el coche unas macetas que habían cogido de una tumba del cementerio. Me dijeron que una de las casas que buscaba la tenía al lado y las otras dos estaban en Saint-Étienne, con el detalle de que una de ellas, Haranburua, era la suya. Les hizo ilusión.
Salí hacia allá, agradecí el hecho de que hubieran reasfaltado la carretera de acceso a ese barrio, poco antes de llegar al mismo me adelantó el coche con la familia citada, vi la casa Donezteia, pocos metros más arriba de la iglesia, y me quedé dudando en una bifurcación que hay a continuación. Acerté eligiendo la que estaba en mejor estado y llegué a Haranburua. Muy majos, me ofrecieron de beber y comentaron que viven en Bretaña y que suelen venir todos los años a esa casa, donde nació la mujer.
Feliz de haberlos conocido y de haber llegado hasta su casa salí pitando antes de que la poca luz que quedaba se esfumara.
Al volver a pasar a la altura de Donezteia caí en la cuenta de que de esa casa fue de la que me habló en Izpura el dueño de la casa Laustania.

Lantabat, Saint Etienne, casa fuerte Donozteia
Lantabat, Saint Etienne, casa fuerte Donozteia (32kb)
Lantabat, Saint Etienne, casa fuerte Haranburua
Lantabat, Saint Etienne, casa fuerte Haranburua (31kb)

Subí el col de Palombières lamentando no haber llegado a Lantabat con más tiempo, pues es un valle que me gusta mucho, sobre todo a la tarde.
Antes de empezar la excursión, ese col era la subida más seria que supuestamente me iba a encontrar; pero, después de lo que me había tragado durante el día, lo encontré más soportable de como lo recordaba.

Col de Palombiêres
Col de Palombiêres (36kb)

Terminé muy cansado, pero satisfecho por lo mucho y bueno que había visto y por las personas con las que me había encontrado.

[subir]