índice
Amezketa - Altzo
03-10-2010
(mapa)
(mapa) (72kb)

Hace años, fui a Bedaio (barrio de Amezketa) a ver el baile del Ingurutxo. Me quedé con las ganas, porque fui por la mañana y el baile se celebraba a la tarde.
Lo dejé estar y fue pasando el tiempo. Y tanto: 21 años después volví a Amezketa para ver el baile en cuestión.

Zalbidia, ermita de San Saturdi y Txindoki
Zalbidia, ermita de San Saturdi y Txindoki (19kb)
Amezketa, puerta de la iglesia
Amezketa, puerta de la iglesia (31kb)
Amezketa, piedra Albizuri Aundi
Amezketa, piedra Albizuri Aundi (22kb)
Amezketa, plaza
Amezketa, plaza (28kb)
Amezketa, Jauregi Aundi
Amezketa, Jauregi Aundi (23kb)

No fui a Bedaio, donde se celebra el 8 de septiembre, sino al barrio de Ugarte, donde tiene lugar el 3 de octubre. Me había informado y sabía que la cosa comenzaba hacia las 12 del mediodía, después de la misa, aunque se repetía por la tarde.
Pues no. Después de dar una vuelta por el barrio principal del pueblo, al llegar a Ugarte vi en un cartel de fiestas que el baile sólo se celebraba a la tarde, después de unas pruebas de deporte rural.

Visto lo visto, fui a Altzo. Quería hacerme una foto junto a la estatua a tamaño natural de Miguel Joaquín de Eleicegui, el "gigante de Altzo", que pusieron en 2007 junto al frontón.
Altzo está dividido en dos barrios: el de abajo (Altzo Azpi) y el de arriba (Altzo Muño). Empecé por el segundo, que tiene, además de la estatua, varias casas dignas de verse.

Altzo Muño, caserío Etxeberri
Altzo Muño, caserío Etxeberri (27kb)
Altzo Muño, estatua de Miguel Joaquín de Eleicegui
Altzo Muño, estatua de Miguel Joaquín de Eleicegui (22kb)
Altzo Muño, caserío Arretxe
Altzo Muño, caserío Arretxe (33kb)
Altzo Muño, caserío Iriarte
Altzo Muño, caserío Iriarte (40kb)
Altzo Muño, portada de la iglesia
Altzo Muño, portada de la iglesia (29kb)
Altzo Muño
Altzo Muño (25kb)
Altzo Muño
Altzo Muño (17kb)

Y terminé en el barrio de abajo, donde está la casa (Ipintza Aundi) en la que nació nuestro hombre y junto a la cual hay un relieve del mismo, también a tamaño natural. Junto a la iglesia, una inscripción en piedra dice:

"Tamaño natural de Miguel Joaquín de Eleicegui, gigante de Alzo.
Nació el 10 de junio de 1818. Murió el 20 de noviembre de 1864.
A los 23 años de edad su estatura era de 2,40 metros; su peso, 184 kilos.
Fue presentado a SS.MM. las reinas de España y Portugal y los reyes de Inglaterra y Francia."

Altzo Azpi, relieve de Miguel Joaquín de Eleicegui
Altzo Azpi, relieve de Miguel Joaquín de Eleicegui (42kb)
Altzo Azpi, caserío Ipintza Aundi
Altzo Azpi, caserío Ipintza Aundi (27kb)
Altzo Azpi, inscripción sobre Miguel Joaquín de Eleicegui
Altzo Azpi, inscripción sobre Miguel Joaquín de Eleicegui (42kb)

La propia iglesia también tiene su importancia, pues en las inmediaciones estuvo situado el monasterio de Olazabal, que ya existía en el siglo XI. Una referencia medieval al mismo como "Monasterio de San Salvador de Ipuzcoa" viene a ser una de las menciones documentales más antiguas del nombre de la provincia.

Altzo Azpi
Altzo Azpi (27kb)

A la tarde volví a la carga. A diferencia de unas horas antes, los alrededores de Ugarte estaban ahora llenos de coches y tuve que dejar el mío a unos cientos de metros, alargando la fila de los que estaban aparcados en la cuneta o, más bien, directamente en la hierba.

Todavía estaban con las exhibiciones deportivas y pude ver una prueba entre los aizkolaris Donato Larretxea y Nazabal que consistía en ver cuál de los dos cortaba un tronco en menos golpes. Larretxea lo hizo en 43; Nazabal, que aparentaba esforzarse mucho menos, necesitó sólo un hachazo más.
A continuación, una pareja de harrijasotzailes: Goenatxo e Izeta II. Uno de ellos hizo una alzada con una piedra redonda y, con ella al hombro, se dio un paseo por el frontón; de vez en cuando, la bajaba a la altura del abdomen y volvía a colocarla en el hombro. Sin dejarla en el suelo, se la pasó a su compañero, que se entretuvo haciéndola girar sobre sus hombros, alrededor de la cabeza, antes de devolvérsela para que el primero siguiera un poco más con su movimiento arriba-abajo al tiempo que seguía recorriendo el frontón. Sólo faltó que uno centrara y el otro rematara de cabeza.
Luego lamenté no haberles hecho alguna foto.

Y, por fin, poco después de las 19 h., hicieron su entrada los dantzaris precedidos por los txistularis. El baile del Ingurutxo duró diez minutos escasos, pero fueron suficientes para mantener la tradición y hacer que Amezketa siga siendo el único pueblo de Gipuzkoa en el que se mantiene ese tipo de baile (por lo visto, también se practica en Navarra).
Después, los trikitilaris amenizaron diversos bailes en los que participaba quien quería. No eran escasos los hombres y mujeres de considerable edad que se movían con gran agilidad.

Amezketa, Ugarte, trikitilaris
Amezketa, Ugarte, trikitilaris (22kb)
Amezketa, baile del Ingurutxo en Ugarte
Amezketa, baile del Ingurutxo en Ugarte (25kb)
Amezketa, Ugarte, puerta de la iglesia
Amezketa, Ugarte, puerta de la iglesia (27kb)
[subir]