índice
Vitoria - Bernedo - Labraza - Vitoria
19-10-2009
(mapa)
(mapa) (61kb)

Cuando salí de Vitoria hacía frío (5ºC). Poco a poco fue templandose el día, pero sin más.

Para llegar a Labraza, en el extremo sureste de Álava, hay que atravesar territorio burgalés (el del Condado de Treviño) y navarro (unos pocos kilómetros).

El Puerto de Vitoria no tiene mucha historia. Algo más tiene el de La Aldea o de Bernedo, al menos por el lado alavés, además de unas zonas de bosque muy bonitas de las que ya no me acordaba y unas vistas espectaculares de la Rioja Alavesa nada más llegar al alto.

Obécuri
Obécuri (42kb)
Meano desde La Aldea
Meano desde La Aldea (26kb)

Había estado una vez en Labraza. Fue hace casi una década justa (el 1 de noviembre de 1999). Cuando llegué en esta ocasión parecía desierto. Debe de ser cierto que es la villa más reducida del País Vasco, como leí en algún sitio.
Recorrí con calma sus calles y llegué hasta la Fuente del Moro, que no visité la otra vez.

Labraza
Labraza (23kb)
Labraza, calle San Roque
Labraza, calle San Roque (44kb)
Labraza, plaza frente a la iglesia
Labraza, plaza frente a la iglesia (22kb)
Labraza, calle San Miguel, canalón
Labraza, calle San Miguel, canalón (36kb)
Labraza, portal de entrada
Labraza, portal de entrada (31kb)
Labraza, torre
Labraza, torre (31kb)

A la entrada del pueblo está la placa que recuerda el reciente premio recibido como "Villa amurallada del año 2008-2009". Enfrente, la que hace memoria de los ocho siglos de la concesión del Fuero de Labraza.

Labraza, Premio Ciudad Amurallada 2008-2009
Labraza, Premio Ciudad Amurallada 2008-2009 (36kb)
Labraza, Fuente del Moro
Labraza, Fuente del Moro (29kb)
Labraza
Labraza (48kb)

Andaba rondándome la cabeza la idea de seguir hasta Viana, pero una chica que llegó cuando ya estaba marchándome me dijo que hay más distancia de la que yo creía y que era todo cuesta abajo (o sea, luego tocaría subir), así que lo descarté y me dispuse a volver sin ninguna prisa.

Tal y como esperaba, el viento que había tenido en contra a la ida ahora me empujaba amablemente. En paz.
Se me ocurrió entrar un momento en Lapoblación (no sé si tendrá relación el nombre con el del alto de La Aldea, que queda a un kilómetro).
Me gustó. Una casa tenía diversos símbolos jacobeos (la concha, la calabaza...), además de unas letras o símbolos que no supe descifrar.

Lapoblación, casa con símbolos jacobeos
Lapoblación, casa con símbolos jacobeos (29kb)

En la puerta de la iglesia habían clavado un papel que avisaba de la suspensión del "día de las setas", convocado para el día 25 en plan lúdico-festivo dentro de la campaña contra la instalación de la alta tensión en la zona. En unas cuantas casas de Labraza había visto pancartas protestando en el mismo sentido.

Como tenía tiempo, paré en Bernedo. Me llevé una buena sorpresa, con sus casas señoriales, el portal de la Sarrea, el conjunto formado por el lavadero y la fuente de Suso... Y un pancartón junto a la carretera contra la alta tensión.

Bernedo, calle Mayor
Bernedo, calle Mayor (37kb)
Bernedo, lavadero
Bernedo, lavadero (30kb)
Bernedo, capilla
Bernedo, capilla (22kb)
Bernedo, Portal de la Sarrea
Bernedo, Portal de la Sarrea (36kb)

Entre Ventas de Armentia y Bajauri me había fijado a la ida en un poste que señalaba el camino hacia Santorcaria. El nombre estaba acompañado de un icono como de eremitorio y ponía que estaba a 0,7 km. Como seguía teniendo tiempo, paré al volver a pasar por allí, dejé la bici y eché a andar por un sendero. Tras llegar a un panel informativo sobre los Montes de Vitoria y la figura de la eminente historiadora Micaela Portilla, me introduje en un bosque y, al cabo de un rato, llegué a una pared de piedra con un par de cuevas artificiales en su interior.

Camino de Santorcaria
Camino de Santorcaria (62kb)
Eremitorio de Santorcaria
Eremitorio de Santorcaria (59kb)
Eremitorio de Santorcaria, interior
Eremitorio de Santorcaria, interior (30kb)

Un par de fotos y media vuelta, porque el día seguía avanzando y quería terminar la excursión sin problemas de luz, tal y como finalmente fue, gracias a la inestimable ayuda del viento.

A la noche, busqué información sobre Santorcaria y me encontré con que es "uno de los conjuntos de cuevas artificiales más impresionantes de la península". Por alguna foto pude deducir que lo que había visto a la tarde no era más que un botón de muestra de lo que hay allí. Para otro día.

[subir]