índice
Vitoria - Aiurdin - Orduña - La Barrerilla - Izarra - Kuartango - Vitoria
27-06-2009
(mapa)
(mapa) (78kb)

Salí algo más tarde de lo previsto y de lo recomendable. Cosas de no tener que coger el coche para ir al punto de partida.

Evité un tramo de autovía (los primeros kilómetros saliendo de Vitoria no son propiamente autovía, pero la situación es muy parecida yendo en bici) siguiendo una carretera secundaria que pasa por los pueblos de Aranguiz y Mendiguren y termina para los coches ante unos bloques de hormigón; pero se pasa la bici al otro lado, luego pasa uno y se continúa.

A partir del centro comercial Gorbeia ya no hay más remedio que coger el arcén de la carretera que va a Bilbao por Altube hasta un desvío, poco antes del puerto de Aiurdin, que es corto pero matón.

En Murguia, algún que otro cartel informaba de que ese día era la fiesta de Lukiano (de donde se va a La Encontrada).

Después, un continuo sube y baja hasta terminar bajando a Orduña por el puerto de La Barrerilla. Orduña es la única ciudad de Vizcaya (aunque ubicada en territorio alavés) y cerca comienza la ascensión al puerto homónimo.

Llevaba unos años sin subirlo y tenía casi descartado volver, sobre todo por el lamentable estado del asfalto una vez que se entra en Burgos, lo que amargaba el descenso por el otro lado en caso de querer hacer un recorrido más o menos circular. En cambio, sí que quería subir La Barrerilla, que había bajado varias veces pero nunca subido, así que decidí subir y bajar Orduña por el mismo lado.
Lo malo es que lo peor está casi al final, cuando el pobre globero de turno está ya tocado del ala, como uno en BTT que estaba parado a la sombra. Es que hacía calor, bastante calor.
Con santa paciencia fui subiendo, viendo cómo cruzaban la carretera cada dos por tres las sombras de unos parapentes. No sé de dónde salían, pero al poco de comenzar la ascensión había un prado con un grupo de ellos, una ambulancia, etc. Algunos utilizaban también un motor.
Ya arriba, pude comprobar que los burgaleses han asfaltado su parte de la carretera.

Bajando, paré un momento para hablar con el otro cicloturista, que había subido un poco más para volverse a parar. De Busturia, era su primera excursión del año y la primera vez que se enfrentaba a Orduña. Normal que le hubiera dado una pájara.

Puerto de Orduña, descenso
Puerto de Orduña, descenso (30kb)

Antes de llegar a Orduña, pasé junto a los del parapente por una carretera por la que llegué a Délica. Me enteré de que, efectivamente, era ese pueblo tras preguntar en una casa, porque por donde había llegado no había cartel indicador de su nombre. Justo antes pasó un tren de lo más curioso: locomotora y un único vagón de pasajeros.
Quería ver unas cascadas que hay en el río, pero me advirtieron los de esa casa que no vería gran cosa porque hacen falta unos diez días de lluvias y/o nieve para que haya suficiente agua para ello.
Aun así, me acerqué hasta el restaurante desde el que sale el camino y anduve un rato por él. Es bonito.

Délica, río
Délica, río (55kb)
Délica, caballos
Délica, caballos (48kb)

El calor seguía haciendo de las suyas.
Cuando los perros están tumbados y ni ladran ni se levantan ni se molestan siquiera en mover la cabeza para mirar al forastero es que hace calor.

Sierra Salvada
Sierra Salvada (33kb)

De vuelta a Orduña-ciudad, cogí agua en un parque junto a la plaza de toros y en ello estaba cuando llegó para hacer lo propio el de Busturia. Nuevo saludo y despedida, y comencé a subir La Barrerilla. Lo mejor de ese puerto son las vistas que tiene desde la parte más alta.

En Gujuli, paré un rato para ver una cascada que tiene bastante caída... cuando tiene agua, que no era el caso. Cuando me estaba marchando pasó otro tren, en este caso de 4 vagones, todo un progreso.

Gujuli, cascada sin agua
Gujuli, cascada sin agua (52kb)

Para no volver por el mismo itinerario de la ida, tiré hacia Izarra. Antes de llegar, todavía a cierta distancia, se oía cantar a un grupo y pensé que estarían en fiestas. Busqué el origen de la música y me encontré una curiosa escena: junto a un restaurante había unos músicos interpretando canciones de lo más variado mientras un grupo de personas bailaba sobre la hierba en un ambiente de lo más alegre.

Me acerqué a la estación del tren del pueblo. Sólo estaban indicados los horarios de dos trenes. Ambos de la línea Bilbao-Salamanca, uno en un sentido y el otro, en el otro, y los dos paran prácticamente a la misma hora en Izarra: uno, el que va a Bilbao, a las 15:08; el otro, a las 15:09.

Desde Izarra se sigue (más bien a distancia) el curso del río Bayas, que se atraviesa varias veces. El paisaje es bonito.
Tenía apuntados varios puentes para ver, pero el primero, el de Catadiano, no pude localizarlo. En el pueblo, donde no vi a nadie, un panel informativo indicada su situación un poco a grandes rasgos. Fui para allá, atravesé un campo y no encontré nada.

Catadiano, iglesia
Catadiano, iglesia (46kb)

Poco después, me desvié un momento para conocer Tortura, donde sólo hay una casa, además de la iglesia. ¿Cuál será el gentilicio?

Tortura, iglesia
Tortura, iglesia (31kb)

A partir de Subijana Morillas no disfruté gran cosa porque quería llegar a casa antes de las 21 h. y esas prisas me estropearon el final.

[subir]