índice
Bidart - Ghétary - San Juan de Luz - Ciboure - Hendaya
06-04-2009
(mapa)
(mapa) (29kb)

Le sentier du littoral

Los detalles de este recorrido los tomé de un par de archivos:
http://www.tourisme64.com/files/SL1.pdf
http://www.tourisme64.com/files/SL2.pdf.
Imprimí en un folio el texto, y con eso y la señalización que esperaba encontrar durante la marcha pensé que sería suficiente.

Cogí en Ordizia el tren de las 7:04. Menos mal que llegué a la estación sin prisas, porque el tren salió casi un minuto antes de lo previsto.
¿Con quién y de qué habla la gente por el móvil a esas horas?

Poco después de las 8h estaba en Irún.
Como tenía media hora de margen para coger en Hendaya el autobús a San Juan de Luz, se me ocurrió ir andando. Se supone que hay una parada a la altura del puente internacional, pero fui hasta la estación del tren, frente a la cual vi otra parada y una chica esperando. Llegué un poco justo de tiempo, pero el autobús se retrasó unos 5'.
De camino a San Juan de Luz fuimos recogiendo adolescentes, pero sin libros ni mochilas ni nada. Los chicos en particular tenían una cara de inmaduros que me llamó la atención. Igual eran sólo apariencias.
En San Juan de Luz, adonde llegamos con 5' de adelanto y en cuya estación de tren había más adolescentes, bajamos todos e hice trasbordo de autobús.

Según las tarifas, de Hendaya a Bidart (mi destino final) se atraviesan dos zonas, lo que se traduce en 2 euros de precio. El trayecto Hendaya-San Juan de Luz corresponde a una sola zona y cuesta 1 euro; como de San Juan de Luz a Bidart se pasa por dos zonas, tendría que pagar 2 euros más (3 en total), así que hay que enseñarle el billete del primer viaje al conductor del segundo autobús para que se considere el cambio de autobús como trasbordo y no como otro viaje. Eso me lo explicó el primer conductor cuando subí en Hendaya.

Llegando a Bidart, me acerqué a la puerta de salida, busqué algún botón por si hubiera que avisar al conductor de que uno quiere bajar y, al no ver nada, esperé. Paró sin novedad, pero no se abrió la puerta para que pudiera bajar. Así que, si no llega a ser porque había una mujer esperando en la parada para coger el autobús, no habría parado, aunque tampoco me habría dejado mucho más lejos. Esa misma mujer le avisó al conductor de que yo quería bajar.

Me dirigí al comienzo mismo del "sentier du littoral", a la salida del pueblo en dirección a Biarritz.
Tras bajar hasta la playa, luego hay que subir casi todo lo bajado, aunque sea por un sendero bonito; pero bueno, ya estaba en marcha.

Bidart
Bidart (36kb)
Bidart, camino
Bidart, camino (62kb)

En casi todas las playas vi surferos. En algunas, sobre todo en Bidart y Ghétary, había bastantes.

Al comenzar, hacía buen tiempo, casi hasta calor para andar. Se nubló al cabo de un tiempo.

La costa desde Bidart
La costa desde Bidart (32kb)

De Bidart a Socoa se van sucediendo los núcleos urbanos (más o menos cercanos, más o menos alejados).
Por mucho que se parezcan las vistas de la costa, cada una es diferente, cada playa o cada acantilado tiene su particularidad.

Bidart desde Ghétary
Bidart desde Ghétary (35kb)

Me hacía ilusión pasar por el cabo Santa Bárbara, al llegar a San Juan de Luz, pues no lo visité el año pasado. Hay una buena vista de la bahía.
Poco antes, me gustó también la zona en la que se ubica la cruz de Archiloa, junto a un jardín botánico. Había un grupo de internos del hospital de París, al parecer con problemas psiquiátricos.

San Juan de Luz, cruz de Archiloa
San Juan de Luz, cruz de Archiloa (33kb)
Cabo de Santa Bárbara, bahía y Socoa
Cabo de Santa Bárbara, bahía y Socoa (28kb)
San Juan de Luz desde Santa Bárbara
San Juan de Luz desde Santa Bárbara (30kb)

Tras recorrer el paseo junto a la playa, me senté un rato junto al pequeño faro, frente a Ciboure, que de allí está muy cerca. Entró un barco al puerto y salió otro.

San Juan de Luz, playa
San Juan de Luz, playa (17kb)
Ciboure desde San Juan de Luz
Ciboure desde San Juan de Luz (33kb)

Antes de dejar la ciudad quise volver a pasear por la plaza Louis XIV y otras calles de los alrededores. En la plaza, al no tener todavía hojas los árboles, pude hacer tranquilamente fotos de la casa Louis XIV, en la que se alojó el susodicho (aunque entonces todavía no lo era) con motivo de su boda con una infanta española.

San Juan de Luz, plaza Louis XIV
San Juan de Luz, plaza Louis XIV (28kb)
San Juan de Luz, casa Louis XIV
San Juan de Luz, casa Louis XIV (40kb)
San Juan de Luz, ayuntamiento
San Juan de Luz, ayuntamiento (37kb)

En Ciboure, tras rodear lo que fue el monasterio de los Recoletos, en la zona portuaria, pregunté en la Oficina de Turismo por una casa que tampoco pude localizar el año pasado. Como no recordaba su nombre, me sugirieron que me acercara a una casa antigua que sale, según dijeron, en todos los folletos de Ciboure. Pregunté también por la torre de Bordagain y me indicaron su ubicación en un plano.
La casa sugerida es bonita, llena de flores, de 1766. Parece ser que no tiene nombre conocido.

Ciboure, casa de 1766
Ciboure, casa de 1766 (39kb)

No contaba con la larga y fuerte cuesta que hay que superar para llegar a la torre de Bordagain. La están restaurando. No es que sea muy espectacular, pero es de los siglos XI-XIV. Como estaban introduciendo materiales para un espectáculo, aproveché para ver un momento el interior.

Ciboure, torre de Bordagain
Ciboure, torre de Bordagain (34kb)

Alcancé la carretera a Socoa por calles secundarias, alguna de ellas sin asfaltar, guiado por el plano.

Como vi que ya no me sobraba tiempo y ya había recorrido el dique de Socoa el año pasado, no me acerqué hasta el fuerte.
Pasando a la altura del faro empezó a llover algo, sin mucha fuerza, y se levantó bastante viento.

Socoa, fuerte
Socoa, fuerte (40kb)

De Socoa a Hendaya el sendero va entre la carretera y el mar, y poco más. Es mucho más solitario que el otro tramo. Entre eso, el mal tiempo y el propio paisaje costero la cosa tenía su aliciente. Sólo faltaban unos piratas en el horizonte. A falta de ellos, hay que ver la cantidad de búnkeres que construyeron los alemanes en la Segunda Guerra Mundial previendo un desembarco como el que finalmente se produjo en Normandía.

Socoa, costa
Socoa, costa (24kb)

Ya dentro del dominio de Abbadia tuve algunos pequeños problemas con la señalización, por su ausencia. Nada que la espectacularidad del edificio que mandó construir Antoine d'Abbadie no pudiera compensar.

Hendaya, Abbadia
Hendaya, Abbadia (19kb)

Los apuntes que llevaba mencionaban el cabo Santa Ana y una rosa de los vientos sobre uno de los búnkeres allí situados. A falta de letreros o señales, seguí un sendero, empecé a dudar sobre si continuar adelante al ver que el camino hacia un monolito estaba cerrado, seguí de todas formas y, finalmente, apareció una rosa de los vientos. Me puse tan contento que empecé a aplaudir.

Hendaya, cabo Santa Ana, rosa de los vientos
Hendaya, cabo Santa Ana, rosa de los vientos (20kb)

Tras un bonito tramo por un sendero con bastante vegetación, alcancé la playa de Hendaya. No será como la de Dakar ni llegaba a ella tras un largo rally, pero me alegré de estar allí. La marea estaba baja y caminé un buen rato sobre la arena dura.

Hendaya, playa
Hendaya, playa (13kb)

Junto al paseo peatonal había varios paquetes grandes de botellas de plástico, tetra-bricks, etc. con indicación del ahorro energético que suponía su reciclaje. De esa forma se animaba a la población a continuar depositándolos en los contenedores al efecto.

Seguía lloviendo por momentos, pero sin más.

La que también seguía era la playa. Es que es muy larga. Doy fe de ello, porque la recorrí en su totalidad hasta Sokoburu, donde termina (o comienza) el sendero en cuestión.

Había cometido un error de bulto al no llevar apuntados los horarios de los trenes para volver. A pesar de eso y de que estaba cansado, seguí hasta el final el dique que acompaña al Bidasoa hasta su desembocadura.
Dejé para otro día el otro tramo del mismo dique, el que se adentra en la bahía de Txingudi.

Fuenterrabia desde el dique de Hendaya
Fuenterrabia desde el dique de Hendaya (25kb)

Nada más salir del puerto para dirigirme, rodeando la bahía, hacia la estación de Hendaya se puso a llover fuerte. Esta vez iba en serio. La media hora que tardé en llegar fue más que suficiente para mojarme a base de bien.

Como eran casi las 20 h., me preocupé ante la posibilidad de que a esa hora saliera un "topo" (tren de vía estrecha) hacia Irún y lo perdiera por poco. De hecho, llegando a la estación (está al lado de la de los trenes franceses) vi un tren en el andén.
Al de la taquilla no le di ni las buenas tardes, le pregunté directamente cuándo salía aquel tren. "Dentro de 4 minutos" (a las 20:03). A cambio de 1,30 euros me dio un billete y monté de inmediato.
3 minutos después estaba en Irún, en el paseo de Colón. Salí disparado hacia la estación de Renfe, sin molestarme ya en intentar defenderme de la lluvia.
Como en Hendaya, según me iba acercando vi que había un tren en el andén... Llegué a las 20:12 y ese tren salía a las 20:22. Mucha, mucha suerte para terminar la excursión.

[subir]