índice
Respaldiza - Llodio - Gordexola - Avellaneda - Balmaseda
23-07-2008
(mapa)
(mapa) (88kb)

Empecé metiendo la pata, dejando el coche en un pueblo llamado Berganza y saliendo con la bici en dirección a Orozko. En total, 13 km. de propina. Lo peor, el tiempo perdido y el consiguiente cabreo.

Tras recoger el coche y dejarlo en Respaldiza, recomencé la excursión.

En Luyando, donde está la cruz en el lugar que ocupaba el árbol Malato, pone: "Este es el sitio donde estaba el memorable Árbol Malato de que hablan las historias y la ley quinta del título primero del Fuero del Muy Noble y Leal Señorío de Vizcaya, Año 1730".
Por lo visto, desapareció en 1603 y marcaba el límite hasta el que los guerreros estaban obligados a seguir al Señor de Vizcaya.

En "El Correo" del 25 de agosto, dice:
"Los datos más antiguos que explican todo esto se encuentran en una leyenda local: 'Una infanta escocesa llegó por mar a Mundaka, casa con un duende y tiene un hijo muy hermoso, de buen cuerpo y rubio, a quien llaman Juan Zuría, que salió caballero muy esforzado y venturoso'. En aquel tiempo, el rey de León peleaba mucho contra Vizcaya porque las localidades de Barakaldo y Somorrostro, aunque en tierras vizcaínas, eran Castilla.
En una de éstas, un hijo del rey de León hace una incursión hasta la costa y las merindades vizcaínas se temen lo peor. Quieren evitar el ataque, pero necesitan un personaje de sangre real que se ponga al frente de sus tropas, así que acuden a Juan Zuría. ¿Acaso no era nieto del rey de Escocia? En la batalla, los leoneses pierden y el hijo del rey de León muere. Los soldados supervivientes son perseguidos hasta los confines del Malato, al que también se llamó 'Árbol Gafo', como sinónimo de tonto, parece ser. Hay quien deriva la palabra 'malato' del latín 'malatus', enfermo. También puede provenir del vasco 'mailatu', golpear. Parece ser que los guerreros vizcaínos tenían por costumbre golpear con sus armas el tronco.
Por cierto, a Juan Zuría le agasajaron con tierras, montes y monasterios. Siempre que lo necesitase, los vizcaínos se prestaron a brindarle ayuda, sin nada a cambio. Pero, ojo, más allá de la frontera natural del 'Árbol Malato' tenían un caché, le advirtieron".

Luxando, lugar donde estaba el 'Árbol Malato'
Luxando, lugar donde estaba el 'Árbol Malato' (47kb)

En Llodio, utilicé el carril-bici, todo formal, pero resultó un agobio por la cantidad de peatones que lo invadían.
No sabía cómo era la subida a Nuestra Señora del Yermo. Me pareció tremenda. No se me ocurrió que pudiera estar publicada la altimetría correspondiente. De haberlo sabido o no habría ido o, por lo menos, habría podido mentalizarme.

Llodio, Nuestra Señora del Yermo
Llodio, Nuestra Señora del Yermo (43kb)

Para cuando llegué a Gordexola hacía mucho calor. La ola de calor africano estaba haciendo de las suyas.
Vi un par de casas-torre y un palacio, además de cantidad de palacetes y casas llamativas, como de indianos. Me gustó un paseo que hay junto al río con paneles explicativos.

Gordexola, torre de Oxirando
Gordexola, torre de Oxirando (36kb)
Gordexola, torre del Pontón
Gordexola, torre del Pontón (42kb)
Gordexola, palacio Gordojana
Gordexola, palacio Gordojana (35kb)

De camino hacia Güeñes pasé por la ermita de San Juan de Berbikiz, que me pareció bastante grande. En Güeñes, descansé un rato del tremendo calor en un parque amplio y con mucha variedad de árboles, cada uno con una placa indicativa de su nombre.

Güeñes, ayuntamiento
Güeñes, ayuntamiento (43kb)
Güeñes, parque
Güeñes, parque (49kb)

Como el tiempo no invitaba a las aventuras, dejé para mejor ocasión varias torres que se encuentran en barrios alejados de los núcleos urbanos.

La subida a Avellaneda no tiene nada de particular, pero el calor la transformaba en una especie de puerto pirenaico.
No sabía que junto a la antigua Casa de Juntas pasa una calzada romana.

Avellaneda, Casa de Juntas
Avellaneda, Casa de Juntas (40kb)
Avellaneda, calzada romana junto a la Casa de Juntas
Avellaneda, calzada romana junto a la Casa de Juntas (36kb)

En las calles de Balmaseda había cantidad de burros de adorno, pintados de colorines. Me resultaron simpáticos.
Desde la calle, vi en la tele de un bar el final de la etapa del día del Tour (ganó Carlos Sastre en Alpe d'Huez y se colocó como líder).

Balmaseda, iglesia y ayuntamiento
Balmaseda, iglesia y ayuntamiento (30kb)
Balmaseda, puente medieval de La Muza
Balmaseda, puente medieval de La Muza (33kb)
Balmaseda, puente medieval de La Muza
Balmaseda, puente medieval de La Muza (38kb)

Yendo de Balmaseda (Vizcaya) a Artziniega (Álava), la carretera atraviesa una esquina de la provincia de Burgos.
Tras una primera subida, suave, y un descenso de lo más agradecido, apareció otro tramo cuesta arriba, nada duro en cuanto a pendiente, pero que se me hizo eterno, inacabable, durísimo, a pleno sol, sin el menor atisbo de sombra, ni casas, ni coches, ni nada de nada.
Ya arriba se nubló algo.

Llegué a Artziniega hecho puré. Me senté sobre un pretil, junto al santuario de Nuestra Señora de la Encina; pero aguanté poco rato, porque la piedra estaba muy caliente.

Artziniega, santuario de Nuestra Señora de la Encina
Artziniega, santuario de Nuestra Señora de la Encina (41kb)
Artziniega, santuario de Nuestra Señora de la Encina
Artziniega, santuario de Nuestra Señora de la Encina (21kb)

De regreso al punto de partida, Respaldiza, se sucedieron las subidas y bajadas. Después de achicharrarme a gusto durante el día, al final se nubló bien nublado, se puso todo negro, empezó a soplar viento fuerte y comenzó a llover, aunque no demasiado.

Al refrescar algo, y a pesar de mi penoso estado, me recuperé lo suficiente como para terminar la excursión con cierta dignidad.

[subir]