índice
Amezketa - Alotza - Larraitz - Amezketa
15-01-2008
(mapa)
(mapa) (126kb)

Dejé el coche en Amezketa y empecé a internarme en Aralar por el conocido como "camino de minas".
Como habían anunciado viento y estaba cubierto llevaba paraguas. No llegué a utilizarlo porque no llegó a llover, el problema vino por el otro lado.

Subiendo hacia Arritzaga desde Amezketa
Subiendo hacia Arritzaga desde Amezketa (42kb)

Llegando a las ruinas de lo que fue el poblado minero estuve pensando en dar media vuelta e ir a otro sitio por el fuerte viento que andaba por allí, muy molesto.

Llegando al poblado minero, vista atrás
Llegando al poblado minero, vista atrás (36kb)
Llegando al poblado minero
Llegando al poblado minero (33kb)

Una de las intenciones que tenía era la de subir 3 montes que están juntos y que no conocía: Aoki, Uzkuiti y Salingain. Para cuando llegué a Arinate ya había decidido dejarlo para mejor ocasión; pero entonces salió un momento el sol, sólo unos segundos, el paisaje cambió por completo, me animé, lo interpreté como un buen augurio y tiré para arriba.

Buruntzuzin y poblado minero desde Ariñate
Buruntzuzin y poblado minero desde Ariñate (29kb)

En mala hora.

Al principio, la cosa fue bien, subía sin novedad y me alegré de haber tomado esa decisión.

Al rato, todo se complicó. La pendiente era cada vez mayor, lo que desde abajo parecía fácil no lo era tanto al llegar a cada sitio concreto, la cantidad nieve en el suelo iba en aumento y el viento también.

Al final, me encontré en una situación bastante desagradable. Ya no podía bajar por donde había subido porque habría sido casi más complicado que subir y todavía por superar un tramo con más pendiente que auguraba problemas.
Para colmo, el viento me quitó el gorro, que llevaba bien encajado en la cabeza. Pude recuperarlo.
El paraguas y el palo no me servían de nada, sólo me estorbaban.

Medio reptando, con algún susto, pude salir por fin por la parte de arriba. Ya no pensaba en subir monte alguno, sino en encontrar un modo de bajar cuanto antes.
Durante un rato, las manos me dolieron mucho, por la nieve y por agarrarme a las piedras como buenamente pude.

Txindoki, desde las cercanías de Salingain
Txindoki, desde las cercanías de Salingain (29kb)

Primero, pensé en bajar hacia el camino de minas por otro lado, pero no lo vi nada claro y lo descarté; lo mismo hice, por culpa del viento, con la posibilidad de descender desde las cercanías de Ganbo Txiki hacia el camino que va de Alotza hacia Igaratza. De hecho, lo intenté, pero lo del viento en esa zona era surrealista, algo tremendo, y busqué otro camino.
La historia se repitió en una ladera del Arrubi Gañe.

Ya sólo me quedaba ir hacia el Txindoki o rodear el Arrubi Gañe para intentarlo por el otro lado, y fue esto último lo que funcionó, con un descenso suave hasta Alotza, siguiendo las huellas de algún otro, no sé si del mismo día.
Disfruté en la zona de Alotza, como siempre.
Ni me acordaba de la existencia del menhir de Saltarri, así que me alegré de volver a verlo.

Poco después de Alotza
Poco después de Alotza (40kb)
Menhir de Saltarri
Menhir de Saltarri (36kb)

Bajando y bajando, llegué a Larraitz, donde el viento soplaba bastante fuerte a ratos.
Tenía intención de hacer auto-stop y lamenté que se me escapara un coche con una mujer sola cuando estaba llegando a la carretera, pero en esto vi un cartel que indicaba dirección Amezketa y que correspondía al GR-20. Es un recorrido que está muy bien, exceptuando el mucho barro que había en varias zonas y un par de perros junto a una casa en obras que se pusieron muy pelmas ladrando.

Y así llegué al pueblo y, de allí, al coche, satisfecho y aliviado por haber llevado a buen término la excursión.

Amezketa
Amezketa (30kb)
[subir]