índice
Donazaharre - Mendibe - Ibarre - Latsaga - Harambels - St. Palais
10-09-2007
(mapa)
(mapa) (58kb)
Esnazu
Esnazu (16kb)

Dejé el coche en St. Jean le Vieux y me puse en marcha con algo de fresco.
Me presenté en Mendibe y, siguiendo unas notas que llevaba apuntadas, acerté a encontrar la carretera que sube hacia un dolmen que hay cerca del pueblo. Tras algo más de un kilómetro de fuerte subida se llega a un caserío, donde dejé la bici, y a los 5 minutos de andar apareció el dolmen. Bajando, tuve que hacer un tramo a pie porque la mezcla de pendiente fuerte y algo de tierra y gravilla así lo aconsejaba.

Mendibe, dolmen de Marietxe
Mendibe, dolmen de Marietxe (22kb)

Retrocedí un poco, hasta Lecumberry, y tiré hacia Hosta. Otra vez a trepar de mala manera durante un par de kilómetros.
Afortunadamente, la cosa mejoraba más arriba y la subida no sólo era soportable sino que el recorrido me gustó mucho y me recordó a otro lugar (las cercanías de la cueva de Harpea); al poco, cambió y esta vez me recordó a otro sitio (la carretera de Urepel a Ibañeta).

El descenso a Hosta tiene tanta pendiente como la subida por el otro lado.

Hosta
Hosta (29kb)

De Hosta a Ibarre llevaba a la derecha, haciéndome compañía, un pequeño río. De repente, salió volando del mismo una garza o algo similar. Espectacular.

En Ibarre nació St. Michel de Garikoits, muy relacionado con un seminario que hubo en Betharram. Cuando se construyó uno nuevo en Bayona, los seminaristas se trasladaron al nuevo, pero él se quedó en Betharram y fundó una orden religiosa.
Fui a ver su caserío natal, al que se llega tras una cuesta de mucho cuidado. La llave está puesta en la puerta, uno entra, le da al interruptor general de la luz y ya puede recorrer todas las estancias.
La de veces que había visto el desvío a Ibarre y no había ido nunca.

Alcancé la carretera que va del col de Osquich a Larceveau y me dirigí a este último pueblo. Era la primera vez que recorría ese tramo en ese sentido.
En Larceveau vi a 3 peregrinos en bicicleta.

En las cercanías de Ostabat (donde se juntan oficialmente los caminos de Tours, Vezelay y Le Puy) vi el castillo o casa-fuerte de Latsaga, donde un señor reunió a 500 hombres de armas para dirigirse a la conquista de Albania. Parece medio abandonado, una pena.

Ostabat
Ostabat (28kb)
Ostabat, Latsaga
Ostabat, Latsaga (32kb)

Un poco más al norte, cogí el desvío que conduce a Harambels. Sabía que su iglesia tiene pinturas en el interior y que no se puede visitar; pero en la puerta ponía que se puede visitar de 11 a 13 (eran cerca de las 15 h.) preguntando en una casa. Me acerqué por si había alguien, pero no. Al poco, cuando ya me iba a ir, llegó un coche al pueblo (son cuatro casas, literalmente). Me preguntaron si estaba buscando "la clé" y dijeron que por las tardes se suelen encargar los de otra casa, aunque ya es cosa de que quieran o no ir y abrirme. Llamé en esa otra casa, salió una mujer y me acompañó a la iglesia.
Las pinturas merecen la pena la visita.
Resulta que es una iglesia privada. La compraron, hace cosa de 1.000 años, entre cuatro familias que la han ido manteniendo generación tras generación. Además, el lote incluía el cementerio y un hospital de peregrinos del que ya casi no queda ni rastro. Parece ser que la quieren restaurar y la mitad del dinero lo pone el Estado; la otra mitad se reparte entre el ayuntamiento, organismos regionales, etc.

Harambels
Harambels (29kb)

La siguiente parada fue la estela de Gibraltar, que ya conocía del mes pasado. Un breve arrebato neuronal me llevó a visitar la capilla de Soiartze, que había citado la mujer de Harambels y de la que había leído algo por ahí. Andaba bien de tiempo, un letrero ponía que estaba a 2 km. y vi que podía dedicarle una hora sin problemas entre ida y vuelta.
El Camino, procedente de St. Palais, pasa por la estela de Gibraltar, sube a la capilla de Soiartze, baja a Harambels y de allí sigue bajando hasta Ostabat.

Eché a andar por una pista tan ancha como recta y soleada. Tras subir durante 10 minutos, llegué a una parte llana en la que un pequeño letrero indicaba "Soiartz-St. Palais" señalando en una dirección que parecía absurda. No me quise pasar de listo y, todo obediente, seguí esa dirección. Empecé a bajar y seguí bajando hasta una carretera que se coge donde había dejado la bicicleta. Seguí andando por el asfalto hasta que apareció un coche. Le di el alto y le pregunté por la capilla al hombre que lo conducía: según había subido, tenía que haber seguido recto. Lo que me temía. En fin...
Soiartz debe de ser algún pueblo o barrio.
Vuelta a subir por donde había bajado. La sudada era ya considerable porque allí no había sombras y daba el sol bien a gusto. Cuando divisé la capilla dudé si sería eso, la capilla, o una caseta de algún lugareño, porque parecía muy pequeña.
Y sí, es pequeña, pero al lado tiene una fuente, hay bancos y varios árboles que dan sombra y un pequeño recinto cubierto, junto a la capilla, con una mesa y asientos y un cuaderno y un bolígrafo. ¿Se puede pedir más?
Me puse a secar un rato a la sombra y me sentí el rey del mambo.

Ermita de Soiartze
Ermita de Soiartze (29kb)
Barrio Gibraltar
Barrio Gibraltar (33kb)

De Gibraltar fui a St. Palais, antigua capital de la Baja Navarra y localidad más poblada de la provincia. La última vez que estuve allí, en agosto, había un mundo; pero el lunes estaba todo muy tranquilo. Lo primero con lo que me encontré al llegar fue el albergue de peregrinos. Cuesta 7 euros (11, si se quiere habitación individual).

St. Palais, museo de Baja Navarra
St. Palais, museo de Baja Navarra (24kb)

El regreso lo hice cogiendo la carretera de Iholdy, que dejé para introducirme en el bonito y muy tranquilo valle de Lantabat. Me quedaba por subir el Col des Palombieres, que ya conocía por haberlo subido por su otro lado hace 9 años y del que no tenía muy buen recuerdo, por parecerme entonces durillo y por estar bastante mal el asfalto. El caso es que no fue para tanto y que la carretera estaba muy bien.
Para entonces, llevaba ya rato disfrutando de esas horas en que va atardeciendo, con una temperatura muy buena, la excursión ya medio terminada y una sucesión de paisajes a cuál más bonito... De mayor quiero ser cicloturista.

[subir]