índice
Villesegure - Monein - Oloron - Lacommande - Lescar - Pau
02-09-2007
(mapa)
(mapa) (61kb)

Después de pensar y repensar bien todo el recorrido, a la hora de la verdad me precipité y salí de la autopista antes de lo debido. Decidí modificar algo los planes y fui con el coche a ver la iglesia de L'Hôpital d'Orion, del siglo XIII. Me costó un rato encontrar el lugar porque en un desvío que tenía que tomar no estaba muy clara la señalización.
Así, acabé en Orion. Me metí por un camino que ponía "Chateau d'Orion" para preguntar y, de paso, ver qué había. Me encontré con una mujer que me dijo que aquello no era lo de L'Hôpital, pero que iba a preguntar a otra que sabía. Salió la otra, le pregunté, la primera se lo tradujo al alemán, la otra contestó en alemán, la primera me lo pasó al francés, hice otra pregunta y se volvió a repetir el proceso. Un tanto surrealista.
Por si acaso, de nuevo en el pueblo, le pregunté a otro, me dijo que le siguiera y, nada más decirlo, echó a correr en sentido contrario al que yo llevaba. No sabía muy bien qué pensar, pero di la vuelta y vi que el hombre seguía corriendo al tiempo que miraba a ver si le seguía. Lo alcancé cerca de la casa a la que él iba. Lo de ir corriendo estaba bien pensado, para poder darme las explicaciones cerca de un cruce por el que tenía que pasar. Muy majo, con su bigote de estilo hitleriano.
Después de tanta historia, me llevé una decepción al llegar a L'Hôpital d'Orion. Aquello está más bien abandonado y vacío por dentro, aunque por fuera tiene buen aspecto, con forma de cruz griega. Lo único que tiene mantenimiento es el cementerio que rodea a la iglesia.

Para evitar complicaciones con carreteras secundarias, subí a Orthez y cogí la carretera a Navarrenx hasta ver el desvío a Sauvelade. Una amiga me había hablado de ese lugar en 2003 y desde entonces lo tenía en lista de espera para visitar.

Una vez allí, andaba bastante gente (senderistas, supongo que algunos serían peregrinos) por el bar o lo que fuera, pero en la iglesia no había nadie. Anduve a mis anchas y me gustó mucho.

Sauvelade, interior
Sauvelade, interior (23kb)
Sauvelade, exterior
Sauvelade, exterior (31kb)
Sauvelade, exterior
Sauvelade, exterior (46kb)
Sauvelade, exterior
Sauvelade, exterior (33kb)

Dejé el coche en Villesegure y comencé, por fin, a dar pedaladas.

Cogí dirección Mourenx y la primera parada fue Monein, cuya iglesia tiene una torre que llama la atención. De allí quería ir a Lacommande, pero a los 9 km. aparecí en Cardesse... Me había saltado algún cruce a la salida de Monein. Qué bien.
Nuevo cambio de planes. En vez de ir primero a Pau y después a Oloron lo haría a la inversa.

Monein, torre de la iglesia
Monein, torre de la iglesia (28kb)

Me gustó una subida que hay después de Cardesse, aunque el calor iba en aumento.

Oloron me gustó desde la misma llegada, con una vista general de la ciudad desde un puente sobre la gave d'Oloron.
Visité la iglesia de la Santa Cruz, que es el edificio romano más antiguo del Bearn. Ya había un santuario allí a comienzos del siglo VI. No había nadie por la calle, la gente estaba comiendo y la iglesia parecía cerrada, pero no lo estaba. Dentro no había nadie. Una gozada.

Oloron, panorámica
Oloron, panorámica (30kb)
Oloron, gave d'Oloron
Oloron, gave d'Oloron (39kb)
Oloron, desde el Pont d'Ossau
Oloron, desde el Pont d'Ossau (30kb)
Oloron
Oloron (36kb)
Oloron, iglesia de la Santa Cruz
Oloron, iglesia de la Santa Cruz (38kb)
Oloron, iglesia de la Santa Cruz, exterior
Oloron, iglesia de la Santa Cruz, exterior (22kb)

Luego me dediqué a buscar la catedral. Preguntando llegué a ella. El pórtico es Patrimonio Mundial. Para variar, dentro no estaba más que la chica de las visitas guiadas y uno que parecía el sacristán (igual era el cura). Y yo tan contento de estar allí tan tranquilo.
Después de entrar vestido de ciclista en la catedral de Bayona ya no tengo mayor problema en entrar así en las iglesias.
En la calle, uno se quedó mirando mi bici y dijo que le gustaba y no sé qué más. Al saber que era español me preguntó a dónde iba a ir y me anunció subidas y bajadas, me dio la mano y se fue con su perro.

Oloron, catedral
Oloron, catedral (28kb)
Oloron, catedral, pórtico
Oloron, catedral, pórtico (31kb)
Oloron, catedral
Oloron, catedral (30kb)

Por Estialescq y Lasseube me dirigí a Lacommande. Su iglesia me gustó mucho. Entre que no había nadie, el calor que hacía fuera y que es del siglo XII, al entrar tuve la típica sensación que se tiene cuando uno llega a un lugar al que ha valido la pena ir.
Detrás de la iglesia había muchas estelas discoidales y un edificio que funciona como albergue de peregrinos. Resulta que aquello pertenece al Camino de Arlés, que es el que entra en España por Somport.
Saliendo del pueblo, vi a una chica guapa con dos ramos de flores, uno en cada mano, oliéndolos alternativamente. Y tan contenta.

Lacommande, interior
Lacommande, interior (27kb)
Lacommande, exterior
Lacommande, exterior (30kb)

Me di cuenta de que empezaba a andar mal de tiempo.

Una subida y una bajada después, empecé a lidiar con carreteras con más tráfico y me presenté en Lescar, que me pareció muy grande según lo veía en un plano. Localicé en el mismo la catedral y para allá fui. Me encontré con una subida bastante seria para llegar a ella. Al lado está la Oficina de Turismo y había un grupo grande de turistas que no sé si acababan de salir de la catedral, el caso es que dentro no había casi nadie. Me fijé en un chico que andaba de un lado para otro y deduje que estaba al cargo de aquello. Me dijo que los mosaicos que hay en la zona del altar son del siglo XII. Se conservan muy bien.
La chica de la Oficina de Turismo, que hablaba español decentemente, me dio un plano de Pau y salí pitando para allí.

Los siguientes minutos y kilómetros fueron para olvidar. Casi no había carteles que indicaran por dónde se entraba a Pau. Cada vez había más tráfico. El entorno era urbano...
Acabé metiéndome por una calle en cuesta sin saber hacia dónde iba. Vi a una mujer en moto y le pregunté por el centro de Pau. La mujer debía de ser china o algo así (llevaba casco, pero tenía los ojos rasgados). Me dijo que fuera por la calle que tenía enfrente mismo. Le hice caso, con algunas dudas, pero sí, estaba a sólo un par de calles del castillo de Henry IV.
Pau me decepcionó. Sólo podía dedicarle una hora, pero no me habría hecho falta más. La gente que andaba alrededor del castillo parecía abducida. Nadie hacía fotos, estaban como pasmados. La iglesia cercana la vi desde la puerta, no me llamó la atención. El famoso Boulevard de los Pirineos estaba muy frecuentado, pero de los Pirineos ni rastro gracias a que el fondo estaba nuboso. Vaya una leche de bollitos. Y el palacio Beaumont, actual casino, me dejó más bien frío.
Igual voy otro día y me gusta todo más.
Agoté la hora prevista viendo el castillo por otro lado y me fui.

Pau, castillo
Pau, castillo (33kb)
Pau, castillo
Pau, castillo (24kb)
Pau, castillo
Pau, castillo (23kb)

El regreso hasta Mourenx fue agradecido por ser por una carretera llana, lo que me vino muy bien porque el sol comenzaba a esconderse, aunque también me resultó algo aburrido.
En las rotondas, había como un carril exterior para las bicis, para proteger a los ciclistas. Está muy bien el invento.

Más entretenidos fueron los últimos kilómetros, de ascenso y descenso hasta Villesegure, por la preocupación por si llegaría a tiempo antes de que oscureciera.
Llegué sin problemas.

Metí las cosas en el coche y al llegar a Orthez se me ocurrió acercarme al puente viejo, que hace un par de años estaba en obras y no se podía cruzar.
Yendo hacia allí a pie, en una calle había un hombre sin camisa ni camiseta asomado a la ventana de una planta baja con una linterna, iluminando la calle a diestro y siniestro sin ningún criterio. Yo creo que estaba un poco zumbado.
El puente ya estaba arreglado. De noche, iluminado, queda muy bonito.

Orthez, puente
Orthez, puente (17kb)
[subir]