índice
Cañón del río Lobos - Burgo de Osma - Calatañazor
14-03-2007
(mapa)
(mapa) (44kb)

Mientras iba hacia Ucero pensaba en lo cortas que parecen, relativamente, las distancias en el mapa y lo largas que resultan a la hora de la verdad.

Los carteles indicadores que iba viendo por la carretera invitaban a futuras visitas con sus nombres de lo más sugerente (Silos, Lerma, San Esteban de Gormaz...).

En el mirador que hay cerca de Ucero coincidimos 3 coches. Al poco, volvimos a coincidir sus ocupantes, ya a pie, al comienzo del recorrido por el cañón.

También me crucé con una pareja joven. Iban en bici.

Hacía años que quería visitar la ermita de San Bartolomé. Qué bien poder estar allí por fin.
Entré un momento en la cueva cercana, al otro lado del río, antes de seguir adelante.

Cañón del río Lobos. Desde la ermita
Cañón del río Lobos. Desde la ermita (32kb)
Cañón del río Lobos. Ermita de San Bartolo
Cañón del río Lobos. Ermita de San Bartolo (39kb)
Cañón del río Lobos. Ermita desde la cueva negra
Cañón del río Lobos. Ermita desde la cueva negra (17kb)

Durante el recorrido, sobre todo en una zona, me llamó la atención la cantidad de buitres que había. Cosa de ver.

Cañón del río Lobos
Cañón del río Lobos (30kb)

Mientras subía y bajaba (peliagudo el descenso, algo resbaladizo) a la "cueva negra", vi pasar a una de las parejas con las que había coincidido antes.

Descansé un rato en el puente de los 7 ojos, desde donde regresé al punto de partida. De haber continuado, el camino sale de Soria para introducirse en la provincia de Burgos. Son unos 12 km. hasta Hontoria del Pinar.

A la vuelta disfruté más del paisaje. Me volví a cruzar con la pareja joven en bici, majos ellos.

La nota peliculera la dio un helicóptero, que apareció poco menos que de repente, tras sobresaltarme un momento antes con el ruido que hacía en un entorno tan tranquilo; al poco, volvió a pasar, más bajo y siguiendo el curso del río. Pues eso, como en las películas.

Al llegar a la ermita, cerrada (como a la mañana), esperé un poco a que se fueran dos chicos y poder así estar a mis anchas un rato largo.
Cuando ya me iba, apareció otra pareja, él con pinta de guaperas. Luego vi un Mercedes de 2 plazas en el aparcamiento más cercano.

Luego fui a El Burgo de Osma, que pude ver todavía con luz natural y que me causó buena impresión, con su Plaza Mayor animada, los niños jugando, la calle Mayor con soportales, una catedral bien grande, los ancianos que saludan al pasar, murallas, el seminario diocesano, etc. La Oficina de Turismo está ubicada en lo que fue el Palacio Episcopal.

El Burgo de Osma
El Burgo de Osma (25kb)
El Burgo de Osma
El Burgo de Osma (35kb)
El Burgo de Osma
El Burgo de Osma (20kb)
El Burgo de Osma
El Burgo de Osma (23kb)

Y de allí a Calatañazor. Vi a muy poca gente. Me dio el tiempo justo de llegar hasta el castillo y hacer unas fotos antes de que empezara a anochecer. La vista desde las murallas me pareció de lo más evocadora, con los campos al fondo, el silencio del pueblo, sus casas a la antigua usanza, con chimeneas cónicas...
Iba ya para el coche cuando salió de una tienda una pareja: los mismos que habían recorrido el cañón en bici y con los que me había cruzado a la ida y a la vuelta. También ellos daban por finalizada la excursión, qué remedio.

Calatañazor
Calatañazor (17kb)

Unos minutos después estaba atravesando un gran sabinar, muy bien conservado. Al menos, eso decían unas notas que llevaba, porque lo que es enterarme no me enteré de gran cosa al ser ya de noche.
Al ser una carretera desconocida, me vino bien ver que más adelante iba otro coche; pero el coche desapareció, tal vez en algún cruce en medio del bosque. El caso es que, entre eso y que los kilómetros pasaban y no parecía llegar a ningún sitio, me fue envolviendo una sensación de irrealidad, de ir rumbo a ninguna parte. Hasta que pasé por Muriel de la Fuente y Muriel Viejo y terminé por llegar a donde pretendía y, unas horas más tarde, a casa.

[subir]