índice
St. Jean Pied de Port - Osquich - Tardets - Aussurucq - Ahusquy - SJPP
23-10-2004
(mapa)
(mapa) (47kb)

Esta excursión era una especie de repetición de otra que había hecho el año anterior y de la que no tenía muy buen recuerdo por la pájara que cogí subiendo un puerto, Ahusquy, que tampoco había podido subir de un tirón años atrás. En la primera ocasión fue porque previamente había subido un puerto tremendo, Artaburu, y por haber comido poco antes de empezar a subir Ahusquy; lo del año pasado no tuvo mucho misterio porque la pájara la llevaba prácticamente desde casa. Así que esta vez, la tercera, era la buena.

Primero subí Osquich, que es amable y bonito. Había cantidad de gente en uno de los restaurantes, según se sube.
Me desvié un momento, como otras veces, para visitar Ordiarp/Urdiñarbe, donde hice amistad con un perro bonito.

Idaux
Idaux (13kb)
Menditte
Menditte (17kb)

Tras dejar la carretera de Mauleon para ir hacia Tardets empezaron los problemas con el viento y también con el calor.
Pasé de largo por Trois Villes/Iruri, ya conocido y que me gustó mucho la primera vez que lo vi.
Al llegar a Tardets/Atarratze me llevé una decepción, pues el núcleo urbano no tiene nada de especial para ver. Había pasado una vez, pero sin detenerme, y por eso había ido hasta allí, por si entonces me había dejado algo de interés.

A diferencia de alguna ocasión anterior, no me lié con las carreteras para ir de Menditte a Mendy y, a continuación, a Aussurucq/Altzürükü. Andaba con sed, con el bidón prácticamente vacío, así que me vino muy bien la fuente que hay junto al castillo.
Me temo que metí la pata al tumbarme a la sombra un buen rato, porque me quedé algo frío y me entró pereza.

Por fin subiendo Ahusquy, superé limpiamente los peores kilómetros (los primeros). Había bastante tráfico, dentro de lo que cabe, pero con el habitual respeto al cicloturista que se estila por esas tierras.

Según estaba saliendo de la zona de bosque, en los últimos kilómetros de subida, noté que me estaba quedando sin fuerzas y enseguida se me hizo evidente que llevaba una pájara de campeonato. Desagradable sorpresa.
Llegué a Ahusquy hecho polvo. Me tuve que sentar porque no me veía capaz de mantenerme en pie. Tras descansar un rato y comer lo que me quedaba disponible, comencé a subir a pie hacia la famosa fuente del lugar. Previamente, había preguntado por su ubicación en el bar del albergue.
A mitad de camino me tuve que volver a sentar. Y otro tanto al llegar a la fuente. Me había puesto el chubasquero, pero el viento me estaba dejando cada vez más frío. No disfruté mucho del momento, pero, por fin, estaba en la fuente de Ahusquy.

De nuevo en la carretera, me senté otra vez.
Todavía hay que subir algo antes de comenzar el definitivo descenso hacia Mendibe y St. Jean le Vieux. Se me hizo muy largo.
Como no estaba en condiciones ni de bajar siquiera, me tumbé sobre la hierba hasta que me recuperé lo suficiente.

Aphanize, descenso
Aphanize, descenso (25kb)

La bajada hacia Behorleguy tiene mucha pendiente y el viento me frenaba en unos tramos y me aceleraba en otros. Llegué a pensar en hacer auto-stop para que alguien me llevara hasta abajo, pero no pasó nadie y, sorprendentemente, me iba encontrando cada vez mejor. De hecho, no sufrí tanto como las otras veces y tuve que parar solo una vez. Me resulto hasta corto, increíble.

El viento me echó una mano soplando de espalda de regreso hacia St. Jean Pied de Port/Donibane-Garazi.
Descarté dar un paseo por la ciudadela y salí en cuanto tuve todo listo.

[subir]