índice
Vitoria - Zaldiaran - Golernio - Cucho - Vitoria
01-10-2004
(mapa)
(mapa) (62kb)

Como no tenía muchas horas disponibles, me decidí por un recorrido que habían seguido días atrás unos compañeros de trabajo.

El puerto de Zaldiaran es suave, fácil y agradecido como él solo. Al otro lado, el Condado de Treviño, perteneciente a Burgos.

Disfruté con el paisaje a partir del desvío hacia Golernio. Al poco, pasó un microbús escolar con unos cuantos niños de regreso del colegio.

Entre Doroño y Golernio
Entre Doroño y Golernio (22kb)

Fui parando por los pueblos. Golernio me gustó, todo tranquilidad.

Golernio
Golernio (40kb)
Entre Golernio y Busto de Treviño
Entre Golernio y Busto de Treviño (15kb)

Busto de Treviño no me pareció que tuviera gran cosa para ver, salvo una muy respetable cuesta para llegar allí. La gran sorpresa del día me la llevé en Cucho: muy bonito, pequeño, tranquilo, con casas cuidadas y originales, con chimeneas curiosas. En una de las que había en la parte más alta había varias esculturas, algunas de las cuales tenían pinta más bien extraña.
Pasé un buen rato en ese pueblo. En un mapa vi que había cerca un edificio que fue balneario, luego lo cogieron las Franciscanas y ahora es residencia de ancianos.

Cucho. Chimeneas
Cucho. Chimeneas (39kb)
Cucho. Plaza
Cucho. Plaza (31kb)

Al llegar a una rotonda en la que tendría que haber cogido dirección a La Puebla de Arganzón, vi que ya no tenía tiempo para hacer completo el recorrido pensado y di media vuelta, aunque enseguida retrocedí y fui a la residencia de ancianos. Una gozada el paseo entre pinos que conduce hasta el edificio. Me encontré con una monja, Sor Margarita, que se me puso a hablar, muy maja la mujer. Fue maestra de novicias en Madrid, en una zona que entonces estaba a las afueras, pero acabaron quedando rodeadas por edificios de nueva construcción, así que vieron que se vendía esa casa en Cucho y se vino con 15 novicias. Ahora hay 50 ancianos. Me dio un piñón que recogió del suelo y que había escapado al control de los ancianos, que suelen recogerlos en sus paseos.
Aparte del edificio del balneario, hay otra casita donde vive el matrimonio que cuida aquello y sus dos hijas; también tienen un edificio para retiros y mucho terreno a ambos lados de la casa.

Cucho. Franciscanas, paseo
Cucho. Franciscanas, paseo (50kb)

Volviendo a Vitoria, se levantó algo de viento y empezó a hacer fresco.
Bajando Zaldiaran, y tal y como me había ocurrido subiendo, me crucé con unos cuantos ciclautistas. Algún día promoveré una campaña para su reconversión en cicloturistas como Dios manda.

*********************

Unos días después, di entera la vuelta que había pensado en un principio, pasando (después de Cucho) por Añastro, La Puebla de Arganzón, Pobes y Nanclares, aunque hice pocas paradas y fotos.

[subir]